Los «Ecce Homo» de la polémica en la Catedral de Baeza

0
525
El Sanson de Baeza. FOTO: Artêpolis
Publicidad

JAÉN.- En el púlpito de la Catedral de Baeza del siglo XVI hay dos figuras que, desde luego, desentonan con el resto y que poco tienen de los originales. La mujer tocada y el Sansón nada tienen que ver con las imágenes de San Pablo o San Andrés junto a ellas, por ejemplo. Son los nuevos ejemplos de ese Ecce Homo que se hizo famoso en una iglesia de Borja, en  Aragón, al ser restaurado por parte de una vecina cuya imagen de Cristo provocó el jolgorio nacional. La figura original poco tenía que ver con la restaurada. Ahora es el gran templo de Baeza quien ha saltado a la palestra. Una polémica que surge al salir a la luz la chapucera rehabilitación que se hizo décadas atrás, tras la Guerra Civil. Al faltarle dos de las imágenes originales que nadie sabría cómo eran alguien decidió sustituirlas por dos figuras que poco o nada tendrían que ver con el resto del púlpito. Esta semana se han hecho públicas ene dos medios de comunicación nacionales tras toda una vida ahí y claro, la polémica está servida. En este caso son las figuras de Sansón y una mujer tocada y que podrían ser hechos por niños pequeños.

El Cabildo y la Junta Administrativa de la Catedral de Baeza ha lanzado un comunicado tras la publicación de estos reportajes. Señalan que el elemento al que se hace referencia cubre una zona de la base del púlpito, de la que desapareció la pieza original, seguramente durante la Guerra Civil, cuando la Catedral fue saqueada. «Para cubrir el vacío, se colocaron estas piezas que ahora, supuestamente, han sido restauradas. Dicha colocación debió de producirse hace más de 50 años, sin que ahora se haya restaurado ninguna parte del púlpito», matizan. Es decir, no es que ahora se hayan restaurado sino que simplemente es ahora cuando alguien se ha fijado llevando ahí más de cincuenta años. 

Un simple examen de la imagen difundida demuestra que no forma parte ni iconográfica ni artísticamente del ciclo de Sansón. «Pero es lamentable que esa sea la deontología de cierta prensa, que aun teniendo los datos precisos y ciertos, prefiere generar una polémica inútil, que no va a empañar el empeño del Cabildo y su Junta Administrativa por mantener en el mejor estado posible el primer templo de Baeza, y proseguir la obra de restauración de sus bienes muebles, que, como es de sobra conocido, se llevan a cabo por restauradores especializados y siguiendo los mejores criterios profesionales en el campo de la restauración», señalan.