La UJA organiza una reforestación en el entorno del Castillo de Santa Catalina

0
58
Publicidad

JAÉN-. El Aula Verde del Vicerrectorado de Planificación Estratégica, Calidad y Responsabilidad Social de la Universidad de Jaén organiza este sábado 10 de noviembre, dentro del proyecto Andalucía Ecocampus, una reforestación en el Parque Periurbano de Santa Catalina en Jaén. En concreto, la intervención se realizará en la cara norte del Castillo de Santa Catalina, en torno a un sendero medieval que se encuentra oculto bajo el pinar. 

El objetivo de esta iniciativa de voluntariado ambiental es trabajar para la recuperación de este singular, histórico y desconocido camino,  para lo cual se contará con la colaboración del Grupo de Investigación de Patrimonio Arqueológico de la Universidad de Jaén (HUM-357).

La actividad contará con una charla previa a cargo de Juan Carlos Castillo y María Victoria Gutiérrez, del Departamento de Patrimonio Histórico de la UJA, una taller sobre restauración con siembras de especies mediterráneas, la plantación de especies arbustivas y de matorral, una visita al CEDEFO de Jaén y el marcaje de los brinzales y bolas de arcilla instaladas que ayuden en el seguimiento del éxito de la germinación.

El parque periurbano de Santa Catalina es un espacio natural muy cercano a la capital de Jaén. El paisaje está conformado por una masa densa de pinar de repoblación con más de 50 años de edad y escaso sotobosque mediterráneo. El sendero medieval oculto que se pretende recuperar y poner en valor a través de este grupo de investigación de la UJA con la colaboración de la Escuela Taller de Jaén, pretende recuperar el trazado medieval, las paratas que aún se conservan y otras intervenciones de recuperación arqueológica del mismo. Uno de los problemas es la homogeneidad biológica que ofrece el pinar, situación que está afectando a la resiliencia del ecosistema frente a  perturbaciones como incendios forestales y pérdida de suelo por las elevadas pendientes. 

Fomentar la heterogeneidad y diversidad biológica del ecosistema y sensibilizar sobre la problemática de los incendios  forestales y estabilización del suelo en las manchas de pinar que quedan entre los tramos zigzagueantes del sendero medieval para su recuperación y puesta en valor serán los objetivos claves de esta actividad de voluntariado ambiental.