OPINIÓN | “¿Estamos solos?

0
192
Publicidad

POR LUIS HEREDIA, abogado y escritos

Teddy se llama el pequeño que, pese a invitar a 35 niños a su cumple, no acudió ninguno y le hemos visto con su carita de cielo mirando al objetivo de la cámara de su madre, sentado en una mesa llena de pizzas y sin nadie a su lado. 35 padres de niños que decidieron no llevar al cumple del pequeño a sus hijos.

Y a todos nos enterneció la imagen. Después lo han invitado a múltiples eventos para paliar su incomprensión. ¿Por qué esa soledad en el día en que cumplo años?

Pues bueno, chiquitín, que no te engañe nadie. Tu imagen solito en tu cumple, es la que te espera de adulto, como a todos.

Porque estamos solos. Te explico…

Si llegas  a triunfar en la vida, habrá alrededor de tí múltiples víboras que dicen ser tus amigos, pero que solo le interesas por lo que eres. Apunta. Y desearán con pasión que caigas.

Si fracasas, tendrás tambíen infinitos roedores pisándote la cabeza, y dirán que te lo mereces. En ocasiones hasta se reirán a tu espalda.

Si eres una persona ni de triunfo, ni de fracaso, compartirán contigo momentos personas que al final irán a lo suyo. Caminarán contigo en el devenir de los días, pero ya está. Estás solo, pequeñín.

Fíjate. En España mueren todos los años miles de personas solas en sus casas. ¿Y los vecinos? ¿Y sus hijos? ¿Y su familia? Mueren solos porque la sociedad en la que vivimos está llena de gente egoista (hay algunos brotes verdes, los menos). Y nos damos cuenta que han muerto solos cuando ya es insoportable el olor en la vivienda, que no es por el cuerpo descompueto, es un olor a pena, a rabia, a dolor. Morir sólo, chiquitín, debe ser tan frustante como el día de tu cumpleaños sin amiguitos.

Vamos caminando y nos topamos con vecinos a los que no saludamos, ni nos saludan, corremos con el ritmo que nos ha marcado la vida, pero siempre solos.

Hace poco Jaén ha llorado el trágico fallecimiento de una flor con nombre de mar. Pero dentro de unos meses solo habrá unos cuantos corazónes rotos, lo de sus padres, los de sus hermanos o hermanas. Arropa la gente al principio y, al final nuevamente la puñetera soledad en la tragedia.

No quiero ser duro contigo, pero que no te engañen con fiestas sorpresas después de tu soledad. Es lo que nos espera, a tí, a mí, y al que me lee.

Date una vuelta por un asilo. Pasea por un hospital. Ellos, los que allí están, los que padecen están solos, en la gran mayoría de las ocasiones.

Por eso no te frustres. No fue nadie a tu cumple sonrisa de ángel, pero es algo que te va acompañar en la vida.

¿Y es que esto cambiará algún día? ¿Llegará el momento en que la sociedad seamos algo más que compañía en momentos determinados?

Pues eso espero. Porque solo así haremos un mundo mejor. Cuando nos olvidemos de las rencillas, del odio, de la envidia, entonces habrá cumpleaños de pequeños llenos de niños y, cada día habrán menos personas que mueran solas, en sus casas. Porque nos preocuparemos por ellos, por sus vidas, y tenderemos una mano.

¿Estamos solos?