OPINIÓN | «Lo siento, soy autónomo»

0
436
Publicidad

POR MIGUEL ÁNGEL GARRIDO, abogado de AEQUO

En estos últimos días hemos escuchado y leído que el actual gobierno va a realizar un incremento de la cuota de los autónomos, que supondrá un incremento para nuestra maltrecha economía de 420 euros anuales. Es decir que de pagar mensualmente 278 euros se pasará a pagar 313 euros. También se ha indicado que la subida de la gasolina hasta primero de año podría superar el 30%.

Creo que es necesario realizar un ejemplo gráfico para explicar el esfuerzo que supone a un autónomo llegar a final de mes: Si un autónomo factura la cantidad de 1.000 euros al mes, de ese importe se tiene que deducir la cantidad oportuna de IRPF que supone unos 150 euros, más la cuota de autónomo que asciende a 313 euros al mes, por lo que se nos quedaría la cantidad de 537 euros. De este importe deberíamos de deducir cuota de colegios profesionales (en su caso), gastos propios del negocio en cuestión (luz, agua, teléfono, gasolina, comidas, etc.), por lo que para cubrir gastos como mínimo y en el mejor de los escenarios tendríamos que facturar 1.000 euros al mes.

Entiendo que la situación económica de nuestro país no es actualmente la más adecuada, pero sería necesario que se aplicarán políticas que hicieran más llevadera nuestra carga diaria. No me refiero a subvenciones, me refiero por ejemplo a rebajas en la carga fiscal, porque de esa manera podremos contratar a más personas, consumir más, generar más fluido empresarial y como es de sentido común aportar más en todos los sentidos a nuestra ciudad.

Desde mi punto de vista los autónomos somos el corazón de nuestro país, espero que no hagan que dejemos de latir.