Publicidad

JAÉN-. La Junta de Andalucía destina, a través de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, un total de 1,6 millones de euros en la reforma integral y modernización de las instalaciones del Centro Residencial para Personas Mayores de Linares. “Hablamos de una actuación integral que va a ofrecer un mejor servicio y va a mejorar la calidad de vida tanto de las personas residentes como de los profesionales que trabajan aquí a través de una actuación de envergadura que también va a incidir en una mayor seguridad en las instalaciones, especialmente, en las personas con movilidad reducida”, ha destacado la delegada del Gobierno, Ana Cobo, durante una visita a este centro asistencial.

En concreto, la actuación inicial se ha centrado en una primera fase, según ha detallado la delegada del Gobierno, en la eliminación de diversas patologías que presenta la cimentación de la residencia de personas mayores con el recalce de la misma. “En esta nueva fase de la actuación, que va a comenzar ahora, se van a mejorar aspectos de seguridad, se modernizará el equipamiento, así como se van a realizar medidas inclusivas que posibilitarán el uso del centro por personas con discapacidad física o sensorial con grado uno de dependencia moderada”, ha insistido.

Las obras de reforma y mejora que se acometen en el centro residencial de personas mayores, dentro del “Programa de modernización de infraestructuras de Centros Residenciales y Centros de Participación Activa para personas mayores, Andalucía 2016-2020”, van a permitir, además, la modernización de los sistemas eléctrico y de climatización, así como se van a sustituir los suelos, revestimientos, puertas y ventanas.  

La Residencia de Personas Mayores de Linares tiene en la actualidad una capacidad de 264 plazas y una superficie total de 82.500 metros cuadrados, con una superficie útil de 23.000. “Este centro asistencial público es el más grande de Andalucía por el número de plazas y es también un importante motor socioeconómico para la ciudad de Linares al contar con una plantilla cercana a los 300 profesionales”, ha destacado la delegada del Gobierno.

Ley de la Dependencia 

La delegada del Gobierno ha subrayado que la puesta en marcha y aplicación de la Ley de la Dependencia es otra muestra del compromiso de la Junta de Andalucía con la ciudad de Linares. “La aplicación de esta ley permite atender a 3.000 personas que se benefician de más de 4.000 prestaciones, entre las que se encuentran las personas con discapacidad que, bien son atendidas en su propio domicilio, tienen una pensión por el cuidado en el entorno familiar o se encuentra en el centros residencial ‘Zaytum’”, ha subrayado.

En el último año, la Junta de Andalucía ha destinado cerca de 28 millones de euros para la aplicación de la Ley de la Dependencia en Linares. Por un lado, 10,5 millones de euros se han destinado para cubrir todos los servicios y prestaciones derivados del Sistema de Ayuda y Atención a la Dependencia, y, por otro lado, 17 millones de euros se han invertido en el mantenimiento, funcionamiento y gasto de personal del centro residencial para personas mayores de Linares y el centro residencial para personas gravemente afectadas psíquicas ‘Zaytum’, dos centros que cuentan con una plantilla de 400 empleados públicos.

Reforma centro residencial ‘Zaytum’

La Junta de Andalucía va a impulsar, además del proyecto de modernización de la residencia de personas mayores, una reforma integral de las instalaciones del Centro Residencial para Personas Gravemente Afectadas Psíquicas ‘Zaytum’ de Linares a través de una inversión de 2 millones de euros.

En la actualidad, el Gobierno andaluz trabaja en la redacción del proyecto que va a permitir mejorar la accesibilidad y movilidad gracias a una redistribución de los espacios. “Las obras de modernización de la Residencia Zaytum van a impulsar un edificio más seguro y que apostará por la optimización energética”, ha indicado Ana Cobo.

El Centro Residencial para Personas Gravemente Afectadas Psíquicas ‘Zaytum’ de Linares, que cuenta con 61 plazas públicas y una plantilla de 100 trabajadores, es, según ha remarcado la delegada del Gobierno, “un ejemplo de la apuesta del Gobierno andaluz en la atención a las personas con discapacidad”.