Publicidad

JAÉN.- . A las 9 de la mañana, la empresa encargada, ha iniciado las obras en la calle Doctor Eduardo Arroyo, una de las vías principales del centro y casco antiguo de la ciudad.  Se va a trabajar sobre la calzada, reduciéndola a 6 metros y ampliando los acerados para darle más espacio al peatón. La banda de aparcamiento ascendente derecha se elimina porque “se han establecido prioridades” y la idea del Ayuntamiento es “hacer el centro de la ciudad cada vez más agradable”, ha señalado el concejal de Mantenimiento Urbano, Juanjo Jódar.

Ha adelantado que se hará un acerado de granito con un asfaltado impreso, haciendo una calle accesible para todas las personas. Se eliminan los escalones y los bordillos. Se suavizan las fronteras entre calzada y acerado. “Convertimos esta calle en un lugar muy agradable para pasear, será fácil pasar con un carrito porque se rebajan las cotas del acerado”. El retraso en el comienzo de las obras se ha debido a un problema con el suministro de granito a la empresa que, “por cierto, no ha parado de trabajar en el entorno de esta vía principal, conexión  directa con el Mercado Municipal de San Francisco”. El plazo de ejecución previsto está en torno a los 45 días.

El concejal también ha recordado que estos trabajos en la calle Doctor Eduardo Arroyo están dentro del plan de asfaltado que ya ha renovado el pavimento en el Paseo de la Estación hasta el actual hospital ‘Médico-quirúrgico’, en la plaza de los Jardinillos, Madre Soledad Acosta y Millán de Priego. “Nuestra intención es hacer un eje que vertebre toda la ciudad, que tengan las calles un aspecto uniforme y que en todas estas vías el peatón sea el protagonista”:

Jódar ha añadido que en cuanto al tráfico, desde el área de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Transportes se ha diseñado un plan para no provocar atascos al llevar a cabo esta obra. 

La calle Eduardo Arroyo quedará en un solo sentido de circulación, desde la plaza de los Jardinillos a la calle Colón, con los consecuentes cortes al tráfico rodado procedente de la calle Almendros Aguilar y Madre de Dios hacia la calle Audiencia, donde se desviará hacia Martínez Molina. De todos los cambios de tráfico que se han a efectuar se irá informando puntualmente a los conductores para que conozcan las vías alternativas y no se produzcan cuellos de botella.