Una jiennense en Groenlandia para concienciar sobre el cambio climático

0
299
Publicidad

JAÉN.-  La estudiante jiennense que ha viajado a Groenlandia ha vuelto ya de la expedición. Ha participado en  ‘Desafío Ártico’, tras realizar el viaje, organizada por MaratónDog y patrocinada por Tiendanimal, con el propósito de concienciar sobre los efectos del cambio climático en el ecosistema, sus habitantes y la flora y fauna que allí se encuentran. Según Tiendanimal, la exploración, que ha contado con «numerosas dificultades» logísticas por las condiciones de temperatura y del terreno, ha sido un éxito al haber hecho frente a un área helada con accesos complicados que lo son más, debido a la mezcla del hielo y el agua del deshielo que aumenta debido al calentamiento global. Además, se ha documentado toda la expedición para la Universidad de Málaga con la recogida de muestras ambientales, destinadas a seguir investigando cómo las alteraciones climatológicas afectan la zona.

En esta cuarta edición, la exploración ha contado con cinco adolescentes: Manuel Calvo Ariza, que después de haber participado en la pasada edición se proclamó el explorador polar más joven de la historia de España y que junto a Pedro Álvarez Cuellar se ha encargado de documentar fotográficamente la aventura; y los ganadores del concurso literario ‘Tiendanimal Educa’ Cristóbal Angulo Rivero, alumno del IES Fuente Lucena (Alhaurín El Grande, Málaga) y Fátima Siles Martínez y Eva García Fiances, alumnas del IES Santa Catalina de Alejandría (Jaén).

El viaje ha contado con un encuentro con Ramón Larramendi, uno de los exploradores polares reconocido a nivel internacional, con el que han compartido una jornada y les ha explicado los efectos del cambio climático tras recorrer durante años más de 33.700 kilómetros por el Ártico y la Antártida sin ningún medio motorizado. Larramendi ha podido compartir con los cinco adolescentes sus experiencias a través de los años y cómo su pasión por esa zona del mundo le llevó a convertirse en emprendedor al inventar el vehículo único para la exploración científica polar, el Trineo de Viento.

Las zonas visitadas durante la expedición han sido Qaleraliq, Narsaq, Kuusuak, Ulamertorsuaq, Nalumasortoq, Nanortalik, Qaqortoq, Tunulliarfik, Tasiusaq y Narsarsuaq. Además, los exploradores visitaron también Igaliku, pequeño poblado inuit declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.