La UJA participa en las excavaciones arqueológicas en la ciudad celtíbero-romana de Bursau

0
424
Excavaciones en Bursau.
Publicidad

JAÉN.- Hoy se ha iniciado la segunda campaña arqueológica en el Cerro del Esquilar, el antiguo Opidum celtíbero-romano de Bursau, origen de la actual ciudad de Borja en Aragón. La campaña contará con la participación de un equipo compuesto por una veintena de personas entre arqueólogos, restauradores y alumnado de la Universidad de Zaragoza, Universidad de Granada, Universidad Autónoma de Madrid y la Universidad de Jaén.

Durante los próximos días se continuará con la consolidación y restauración de las estructuras del yacimiento de Bursau descubiertas en las excavaciones llevadas a cabo a finales de los años setenta y que habían quedado completamente desprotegidas. De este modo se evitará un mayor deterioro de las mismas causado por su exposición a la intemperie. Dichas estructuras fueron ya objeto de una compleja intervención de consolidación el verano pasado para evitar la inminente destrucción de las mismas, puesto que al tratarse de elementos muy frágiles ante la acción de la climatología y del abandono, se encontraban en un estado de deterioro muy avanzado, por lo que la restauración debió plantearse en varias fases, que continúan este verano gracias a la financiación del Ayuntamiento de Borja.

Hasta el 10 de agosto se realizarán igualmente varios sondeos arqueológicos en el entorno del Cerro del Esquilar destinados a investigar distintos aspectos del antiguo asentamiento. Los trabajos de esta campaña tendrían varios objetivos principales, como delimitar la extensión del asentamiento original mediante un sondeo que permita situar con precisión la muralla de Bursau.

Los sondeos previstos para este año servirán igualmente para estudiar las diferentes fases del asentamiento, ya que se trata de uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la Celtiberia por su antigüedad y la complejidad de su estratigrafía con fases desde la Edad del Hierro hasta época romana.

Por otra parte, se continuará trabajando en el sector que se comenzó a excavar paralelamente a los trabajos de restauración de 2017 cuya gran potencia estratigráfica permitió diferenciar una primera fase con materiales de la Edad del Hierro, una segunda correspondiente al siglo II a.C. en la cual se localizaron vigas de madera en excepcional estado de conservación y una tercera con materiales del siglo I a.C.

Dados estos prometedores resultados, durante la campaña actual se pretende ampliar el sondeo para poder obtener un mayor conocimiento de las estructuras en él localizadas. Dado que una parte fundamental del proyecto es la divulgación científica, el sábado 11 de agosto está programada una visita guiada gratuita y abierta a todos los públicos al Cerro del Esquilar donde se presentarán los resultados de la campaña.

Este proyecto se halla inserto en los objetivos el Grupo de Investigación ‘Primeros Pobladores del Valle del Ebro’ del Instituto Universitario de Investigación en Ciencias Ambientales de Aragón, de la Universidad de Zaragoza, y está financiado íntegramente por el Ayuntamiento de Borja.