Doscientos regantes piden que se ejecuten las conducciones de la presa de Siles

0
104
Publicidad

JAÉN. ASAJA-Jaén y la Comunidad de Regantes ‘Asociación de Regantes de la Presa de Siles’ celebraron una reunión en la Puerta de Segura en la que cerca de dos centenares de futuros regantes acordaron junto a la organización solicitar con carácter de urgencia que se declare la zona regable de interés general  por parte del Consejo de Ministros con el fin de que se ejecuten las conducciones que llevarán el agua del pantano al campo inmediatamente. Es fundamental para que los agricultores puedan regar con el agua de la presa, terminada a finales de 2015, llena de agua desde 2016  y aún sin poder usarse.

Esto fue lo que se pidió en el Estudio de Viabilidad de la Presa de Siles elaborado por el Ministerio de Medio Ambiente en al año 1999, donde se decía textualmente:  “Teniendo en cuenta el interés social de la transformación en regadío de esta zona, podría conseguirse su denominación como ‘zona de interés general’ por lo que las obras de la presa, la red de caminos y parte de la infraestructura para riego recibirían una subvención del 100% por parte de la Administración Pública. Las obras de interés común podrían subvencionarse hasta el 40% por la Junta de Andalucía, siendo el 60% restante con préstamos sin interés por parte de la Administración Pública”.

Durante la concurrida reunión se presentó un informe elaborado por el ingeniero José Vico Lizana en el que se demostró con datos y cifras “la barbaridad que supone volver a elevar el agua desde el río”, tal y como han presentado otras organizaciones. “Hacer pequeños pantanos auxiliares es de locos, de bárbaros, o de ambos. Y más, pedirle a los agricultores que lo paguen de su propio bolsillo cuando está recogido en documento oficial que si se declara zona de interés general se debe subvencionar al 100% por parte de la Administración pública”, explica Luis Carlos Valero, gerente y portavoz de ASAJA-Jaén. “No sabemos, claro está, qué intereses puede haber detrás”, matiza.  “Elevar el agua de nuevo y no aprovechar la presión provocada por la altitud general de la salida del pantano supone un despilfarro innecesario”, indica”, continúa Valero tras hacer alusión al informe de Vico Lizana, en el que se pone de manifiesto que todo el riego que se deba elevar por encima de los 100 metros de altitud no es viable económicamente. 

ASAJA Jaén deja claro que por ello es fundamental que se ejecuten las conducciones y se aproveche la altitud natural del terreno (aunque haya que elevar el agua en zonas puntuales en las que el terreno no permita otra opción) para el riego. “Es de Primaria: aprovechar el agua desde arriba hacia abajo y no al contrario, como han propuesto otros”, aclara. El gerente y portavoz de ASAJA-Jaén recuerda además que ésta era la propuesta del propio organismo de cuenca en el año 1999 y que esto mismo se acordó en el pleno de la Diputación provincial de Jaén por mayoría absoluta celebrado el 30 de septiembre de 2015, en consonancia con lo que ahora se pide. En este pleno se aprobó no sólo la conducción y la declaración de zona de interés general, sino, además, la ampliación a 10.000 hectáreas de la zona de riego

La misma medida fue solicitada a través de mociones en los ayuntamientos de la comarca de Segura elaboradas por ASAJA-Jaén y la Comunidad de Regantes Asociación de Regantes de la Presa de Siles en las que se instó a los partidos políticos a que lo planteasen en los plenos. Fue en marzo de 2016.

ASAJA-Jaén realizará más reuniones informativas por todos los pueblos que pueden ser concesionarios de los riegos de la Presa de Siles para seguir explicando la situación a los afectados.