Publicidad

JAÉN.- La Sección Sindical de CCOO del Hospital San Juan de la Cruz de Úbeda y San Agustín de Linares denuncian el avance de las privatizaciones encubiertas que se están llevando por parte del SAS con algunas áreas de estos sanitarios ya que actividades desarrolladas por el personal del SAS corren el peligro que las asuman las empresas privadas. Considerando desde este sindicato que se está convirtiendo la sanidad pública en puro mercantilismo.

CCOO viene denunciando la privatización del SAS en la Sanidad Pública y tras tener acceso al nuevo pliego de condiciones que la administración ha ofertado a concurso, ha detectado que en las condiciones técnicas de dicha contratación, se posibilita a la nueva empresa adjudicataria que realice tareas que en la actualidad la desarrollan profesionales contratados por la bolsa de empleo que dispone el SAS, como es la relacionada con la retirada de la ropa sucia de las plantas y su posterior entrega a la lavandería. En el mismo pliego se detalla que la empresa adjudicataria pasará a hacerse cargo del mantenimiento de jardines, actividad también cubierta por personal del SAS en la actualidad.

Con este pliego se pretende dar un pasito más en la privatización de estos servicios, intentan sustituir, empleados de los hospitales contratados por un listado transparente y basado en los meritos y capacidades a través de su no sustitución aprovechando los huecos que se pueden producir por jubilaciones o futuras promociones internas de los trabajadores y trabajadoras, según explica Martín Robles, delegado de CCOO en el hospital de Úbeda.

çConsidera que esta nueva situación que sumada a las ya denunciadas anteriormente por este sindicato, como son, el incumplimiento por parte de la empresa externa del  mantenimiento del pliego de condiciones y el perjuicio que está ocasionando dicha privatización al hospital, las reiteradas quejas por parte de los profesionales en la calidad de los víveres, con alteraciones graves de pesos, gramajes y calibres, desde que se hace cargo de la provisión de estos las empresas privadas , así como la inspección por parte de las dietistas de una empresa privada, categoría  de la que también existe una bolsa de trabajo pública del SAS, se pretende privatizar todos los servicios complementarios. CCOO considera que dichas privatizaciones deben de paralizarse y revertirse, pues estos servicios son tan importantes, como otro cualquiera que se presta en la sanidad pública.