Los moteros «se portan bien» en las carreteras de Jaén

0
368
La Agrupación de Trafico de la Guardia Civil cuenta con 300 motociclistas totalmente equipadas para reforzar las medidas que la Dirección General de Trafico pone en funcionamiento con el objetivo de disminuir el número de víctimas en carretera.
Publicidad

JAÉN.- La campaña de vigilancia de motocicletas que ha llevado a cabo la Dirección General de Tráfico durante el pasado fin de semana ha concluido en las carreteras de la provincia de Jaén con el control de 233 motos por miembros de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, de las que 4 de ellas (el 1,7%) han sido denunciadas.  

Los datos finales de la campaña recogidos por la DGT señalan, además, que el total de denuncias formuladas ha sido de 7, de las que la mayoría lo ha sido por cuestiones administrativas, como carencia de documentación del conductor o del vehículo, no haber pasado la ITV o no estar en vigor el seguro obligatorio. Uno de los motoristas ha sido denunciado por no usar el casco.

Durante los dos días que ha durado la operación (sábado y domingo), la Guardia Civil de Tráfico ha incrementado su presencia en los tramos de carreteras que habitualmente son transitados por motoristas. Este fin de semana ha sido el tercero de una serie de periodos repartidos hasta el mes de septiembre, durante los cuales se vigilará a pie de carretera y desde el aire, con los helicópteros de la DGT, que los conductores respetan las normas establecidas, mejorando su propia  seguridad y la del resto de los usuarios.

Con motivo de esta campaña, la DGT ha recordado que el riesgo de morir en accidente de tráfico es 17 veces mayor en moto que en coche. Además, el 95% de las víctimas mortales en accidente de tráfico en las que está implicada una moto, el fallecido es el propio motorista.