Publicidad

JAÉN-. La Consejería de Salud ha constituido en Jaén una comisión de cuidados paliativos pediátricos, para mejorar la atención prestada a los pacientes infantiles en situación terminal y sus familias, donde participan profesionales de los hospitales y centros de salud de la sanidad pública andaluza en toda la provincia.

El principal acuerdo alcanzado en la reunión constituyente de esta nueva entidad es que los médicos y enfermeros de familia asistirán a estos menores en sus propios domicilio, con el apoyo de un equipo de facultativos especialistas del Complejo Hospitalario de Jaén, que atenderán los casos de alta complejidad, según establece el Plan Andaluz de Cuidados Paliativos Pediátricos.

Esta comisión pondrá en marcha consultas específicas de cuidados paliativos los pacientes infantiles en los hospitales públicos jiennenses, con pediatras de referencia que estarán en continua colaboración con los de los atención primaria para coordinar todos los recursos disponibles.

Este nuevo equipo asistencial se encuentra formado por profesionales de los centros hospitalarios de Jaén, Linares, Úbeda y Andújar, junto a los del Distrito Sanitario Jaén-Jaén Sur y las Áreas Sanitarias Norte y Nordeste de Jaén.

Esta estrategia de actuaciones tiene como objetivo abordar las necesidades de los pacientes infantiles en situación terminal, tanto en sus domicilios como en los centros sanitarios, para mejorar la atención a estos menores con enfermedades que amenazan o limitan su calidad de vida. Se basa en una atención integral, centrada en la familia y coordinada por distintos profesionales, a fin de que el menor pueda estar el mayor tiempo posible en su hogar.

Este programa establece tres tipos de recursos para la atención de estos menores, que son los convencionales, los avanzados y los de atención urgente, que se encuentran divididos entre los hospitales y los centros de salud del sistema sanitario público andaluz en la provincia de Jaén.

Incidencia

Cada año fallecen en España alrededor de 3.000 niños en situación terminal, según datos de la Estrategia Nacional de Cuidados Paliativos Pediátricos. La mortalidad en la infancia ha descendido, pero ha aumentado la incidencia de sus enfermedades incurables y los años de supervivencia en estos casos.