La UNED traslada varios grados de Jaén capital a otras localidades de la provincia

0
580
Publicidad

JAÉN-. El PSOE dice que la situación a la que el PP ha abocado a la sede de Jaén de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) no es más que la crónica de una muerte anunciada hace años.

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Jaén, Manolo Fernández, ha mostrado su profunda tristeza porque la falta de compromiso y de apoyo económico del Ayuntamiento al sostenimiento de la sede “Andrés de Vandelvira” de la UNED, principal patrono de la institución, tenga como final la reducción de siete a tres titulaciones de la entidad, la merma de un derecho y el consiguiente riesgo para el empleo.

“Hay alrededor de 600 jiennenses que cada curso se benefician de esta oferta educativa presente en la ciudad desde hace 35 años y hay una veintena de profesores que viven de ella. Aunque hay sedes en Linares, Úbeda, Andujar y Alcalá la Real, el alma de esta institución está en Jaén, la UNED hace capitalidad de Jaén y eso debería tenerlo en cuenta el alcalde, Javier Márquez”, dice.

El socialista recuerda que en el pleno de junio de 2016 el PSOE presentó una moción a la que el PP votó a favor presionado por todos los grupos políticos para que el Ayuntamiento no abandonase el Patronato de la UNED por la imposibilidad de afrontar la deuda contraída. “Conseguimos que se arrancase un compromiso de diálogo entre las partes, sabíamos que la UNED estaba dispuesta a ser flexible con las condiciones de pago de la deuda y le pedimos en ese momento al alcalde que tomase esa oferta. No entendemos como no se ha hecho nada para saldar los pagos pendientes hasta el punto de que peligran cuatro de siete titulaciones. La UNED está implantada con calidad y prestigio en todas las capitales de provincia de España, Jaén no puede ser menos, la educación pública debe ser una prioridad, pero parece que no lo es para el PP”, remarca.

El dirigente recalca que además la UNED “no solo cumple una función elemental como es la educativa, además tiene una función social, que es la de prestar formación a personas con discapacidad, aquellas que han de compaginar los estudios superiores que siempre quisieron con un trabajo o a otras como las que están internas en cárceles. La universalidad de la educación tiene en la UNED uno de sus grandes ejemplos y Jaén no puede perderla”, subraya.

El portavoz detalla que “ya en 2016 pedimos a Márquez que se impusiera la razón y la UNED siguiera prestando en Jaén sus servicios como hasta ahora. Hemos visto que si quiere, hay dinero, como hemos comprobado en los últimos eventos deportivos. Y más para este caso, que es un dinero bien invertido para posibilitar un derecho que es el de la educación. Lo que tiene es que ponerle voluntad, y eso es lo que parece que falta”, sostiene. “Yo creo que ningún alcalde querría escribir una página en la historia de su mandato en la que se dijera que con él desapareció una institución prestigiosa, de indudable reconocimiento social y muy querida en este país como es la UNED”, asevera.