Salud resalta que la cocina del hospital funcionan con normalidad y con calidad

0
415
Publicidad

JAÉN.- La consejera de Salud, Marina Álvarez, ha manifestado hoy en el Parlamento andaluz que las cocinas del Complejo Hospitalario de Jaén funcionan con “normalidad y de acuerdo a estándares de calidad establecidos para las cocinas hospitalarias”. Así, ha destacado que cuenta con un Sistema de Autocontrol que los profesionales han diseñado como herramienta de mejora continua y que permite registrar incidencias dentro el propio Hospital, al mismo tiempo que establecer las medidas correctoras necesarias.

Álvarez ha aclarado que estas incidencias no son denuncias de usuarios ni de entidades de control autorizadas y ha añadido que la percepción global del personal sanitario y de los usuarios del servicio es muy buena, a excepción de un grupo minoritario de profesionales que no están de acuerdo con la unificación de las cocinas llevada a cabo en el Complejo Hospitalario.

La titular de Salud ha recordado que esta centralización de la producción de dietas alimenticias se ha realizado con el acuerdo de la Junta de Personal y ha señalado que es un proceso habitual no sólo en Andalucía, sino en el conjunto del país. Desde su implantación, según la consejera, se ha conseguido reducir puntos críticos, modernizar instalaciones, incorporar nuevas tecnologías y mejorar la producción de dietas y su eficiencia. Asimismo, se ha mejorado la calidad higiénico-sanitaria y la seguridad de todo el proceso, con controles y protocolos de calidad en todas las áreas.

Asimismo, ha asegurado que la comida servida en el Dr. Sagaz es la misma que se distribuye en los demás hospitales de Jaén y de la provincia, “elaborada por los profesionales de las cocinas de los hospitales públicos, en instalaciones del SAS y con los controles de calidad que garantizan las condiciones óptimas de calidad y seguridad alimentaria”. 

La consejera ha incidido en que este proceso no ha conllevado privatización alguna del servicio o del empleo, como tampoco ha supuesto la pérdida de puestos de trabajo en las cocinas del hospital y ha manifestado que el “Servicio de Alimentación sigue siendo un servicio público con trabajadores públicos”. 

Una plantilla de 178 profesionales

Actualmente, en las cocinas de este hospital jiennense trabajan 178 profesionales de diferentes categorías: pinches, cocineros, técnicos superiores de alojamiento, especialistas en Nutrición y Dietética y especialista en Bromatología. La consejera ha señalado que “todos ellos trabajan para garantizar la calidad de las comidas que servimos a los pacientes en cualquier centro dependiente del Complejo Hospitalario de Jaén”. 

La provisión y el transporte de comidas se realizan mediante un proveedor especializado y acreditado, como ocurre en prácticamente todas las cocinas de hospitales españoles. Este servicio se presta de acuerdo a un pliego de cláusulas administrativas particulares, que tiene un exhaustivo seguimiento y control. Ante cualquier incidencia que se produce se procede a la devolución y reposición de los productos por otros que cumplan los parámetros de calidad exigidos, aplicando las penalizaciones establecidas en dicho pliego el Pliego de Cláusulas Administrativas Particulares.