Una muestra sobre Marroquíes Bajos analiza su posible explotación turística

0
142
Exposición de Estela Pérez en Marroquíes Bajos
Publicidad

REDACCIÓN.- La concejal de Igualdad, Reyes Chamorro, junto a la concejal de Promoción Económica, Charo Morales de Coca, y la arqueóloga y comisaria de la exposición, Estela Pérez Ruiz,  han visitado la muestra ‘Marroquíes Bajos. La protección del patrimonio y su explotación turística’ que se podrá ver desde hoy hasta el 28 de junio en el patio central del Patronato de Asuntos Sociales.

Esta exposición es la divulgación de un trabajo de investigación del departamento de Economía de la Universidad de Jaén que tiene como objetivo divulgar y visibilizar el potencial estratégico y económico que podría tener Marroquíes Bajos como destino turístico a nivel internacional.

Charo Morales ha felicitado a la Universidad de Jaén por iniciativas como esta en la que “un estudio de viabilidad puede ayudar para hacer una buena planificación turística y una buena previsión de aquellos elementos que queramos poner en valor”.

La concejal de Turismo y Promoción Económica ha destacado la colaboración del Ayuntamiento, a través del área de Turismo, para la ejecución de este estudio. “Hemos aportado los datos que arrojan los visitantes tanto del Castillo de Santa Catalina como los obtenidos desde la oficina municipal de turismo. Datos que han servido para extrapolar la posible viabilidad de la puesta en valor de Marroquíes Bajos”.

Por su parte, Estela Pérez ha explicado que la idea surge del departamento de Economía  de la Universidad de Jaén con la intención de saber si es viable económicamente la creación de un Centro de Interpretación de Marroquíes Bajos y si sería factible su inversión.

Pérez  ha señalado que la exposición recoge dicho estudio que se divide en tres partes. La primera es una “contextualización histórica” de Marroquíes Bajos; la segunda es un análisis de lo supondría para Jaén la puesta en marcha de un centro de interpretación de estas características; y la tercera son las conclusiones del estudio que refleja que “la puesta en valor de Marroquíes Bajos y su conservación implicaría una carga económica positiva hacia la ciudad”.