Liberan a dos menores obligadas a prostituirse en Jaén capital

0
545
Publicidad

JAÉN.- La Policía Nacional han liberado a tres jóvenes, dos de ellas menores de edad, que eran obligadas a prostituirse en una vivienda de Jaén capital. Por estos hechos han sido detenidas dos mujeres como presuntas autoras de delitos relativos a la prostitución y corrupción de menores y trata de seres humanos con fines de explotación sexual. Las tres jóvenes, según olicía Nacional, pertenecían a familias desestructuradas y fueron captadas aprovechando su vulnerabilidad y su mala situación económica.

La investigación comenzó cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una joven de 15 años que pudiera estar siendo explotada sexualmente. La menor relató a los agentes que dos mujeres la habían captado para realizar servicios sexuales a cambio de dinero.

Para ello, las detenidas le realizaron fotos sugerentes con ropa provocativa y anunciaron los servicios sexuales a través de varias páginas web, simulando que era una chica de 22 años. Posteriormente, los investigadores identificaron a otras dos víctimas que confirmaron las mismas actividades delictivas narradas por la primera joven. Una de ellas también era menor de edad.

Los policías determinaron que las dos investigadas regentaban un piso-prostíbulo donde las víctimas realizaban los servicios sexuales si bien, en ocasiones, se desplazaban a otras localidades cercanas.

Las dos detenidas supuestamente ofrecían los servicios de las chicas a través de Internet y se encargaban de negociar el precio y el cobro. Las víctimas sufrían presiones y amenazas para que mantuvieran en secreto las actividades ilícitas de las investigadas.

Investigación abierta

Una vez analizados todos los datos, los agentes localizaron y detuvieron a las dos investigadas. La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones de otros implicados o la detección de otras víctimas que hayan podido ser explotadas sexualmente.

Esta operación se enmarca dentro del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, puesto en marcha en 2013, y que dio lugar a la creación de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos, adscrita a la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional.

Con la puesta en marcha de este plan, la Policía Nacional activó la línea telefónica 900 10 50 90 y el correo trata@policia.es para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos.