El parque de Las Pajaricas en Fuensanta de Martos reabre sus puertas

0
500
Inauguración del Parque de las Pajaricas en Fuensanta de Martos
Publicidad

REDACCIÓN.- El diputado de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Pedro Bruno, ha inaugurado junto a la alcaldesa de Fuensanta de Martos, Francisca Molina, el parque de «Las Pajaricas» de esta localidad, una zona verde recuperada mediante el programa Regenera de la Diputación de Jaén, en la que se han invertido 40.000 euros. «Las actuaciones que se han llevado a cabo han sido de adecuación del terreno, la instalación del sistema de riego, y la plantación de arbolado, además de la dotación del mobiliario y la diferenciación de tres zonas en los 4.500 metros de este espacio», explica Pedro Bruno.

La propuesta que planteó el Ayuntamiento de Fuensanta de Martos en la convocatoria de subvenciones destinadas a ayuntamientos consistía en la recuperación de esta zona verde asociada a una unidad de viviendas de protección oficial construidas en los años 80 del siglo pasado, con el objetivo de que volviera a prestar el servicio a la ciudadanía para el que fue diseñada, dotándola con nuevos espacios. En concreto, «se ha habilitado una zona dedicada a juegos infantiles pensada para los más pequeños, otra en la que se han instalado barbacoas y una tercera en la que se ha colocado un monumento en recuerdo de los vecinos y vecinas de Fuensanta de Martos que en décadas pasadas emigraron de su localidad», señala el diputado de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente.

A través del programa Regenera, que se orienta preferentemente a los municipios de menos de 20.000 habitantes, la Diputación presta servicios de asesoramiento, concede ayudas para la mejora ambiental urbana y la sostenibilidad de los espacios verdes, y promueve medidas que ayuden a su cuidado y mantenimiento. En la convocatoria de 2016, a la que corresponde la actuación del parque de «Las Pajaricas» de Fuensanta de Martos, fueron 23 los municipios que se repartieron los 120.000 euros de la Administración provincial para proyectos de muy diversa índole como la adaptación para educación ambiental de un parque en Chilluévar, un proyecto de huertos ecológicos en colegios públicos de La Carolina o el acondicionamiento de una zona verde de dominio público en un vertedero en la localidad de Mengíbar.