Publicidad

JAÉN.- El Recinto Provincial de Ferias y Congresos de Jaén acoge hasta mañana viernes, 18 de mayo, la primera edición del Encuentro internacional de la Seguridad y Salud Ocupacional, Agroseguridad, un evento que convierte a Jaén por primera vez en foro de análisis y debate sobre la seguridad y la salud laboral en el sector agroalimentario.

El presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, ha inaugurado junto a la  delegada del Gobierno, Ana Cobo, y el director general de Relaciones Laborales y Seguridad y Salud Laboral de la Junta de Andalucía, Jesús González, este encuentro cuya ponencia marco        –dedicada a la seguridad y salud laboral en España– ha corrido a cargo de Valeriano Gómez, economista y ex ministro de Trabajo.

Reyes ha señalado la idoneidad de que un evento dedicado a esta materia se celebre en Jaén, “un territorio en el que el sector agroalimentario tiene una especial importancia, desde el punto de vista económico y de empleo” y que se ha convertido en los últimos años en líder de la producción de aceite de oliva de calidad. “Un producto de calidad como el aceite tiene que ir ligado también a un empleo de calidad”, ha apuntado, por lo que la organización de este encuentro centrado en la prevención laboral en el sector agroalimentario,  “permitirá reflexionar a través de magníficos ponentes sobre este tema con el objetivo de apoyar y aportar para que la siniestralidad en el sector sea algo residual y mínimo, algo que vaya ligado a la calidad del empleo en el olivar, que es nuestro principal cultivo”, ha apostillado.

En esta misma línea, la delegada del Gobierno, Ana Cobo, ha destacado que, teniendo en cuenta que el agrosistema del olivar es el más importante que hay en Andalucía, tal y como lo recoge la Ley del Olivar, está plenamente justificado que se lleve a cabo en Jaén esta cita para abordar los retos y los objetivos que el sector tiene por delante en materia se seguridad laboral y también agroalimentaria y medioambiental.

“Estamos en un mercado laboral que está creciendo, al ritmo que está creciendo la expansión económica, pero que también se está precarizando, porque el crecimiento del empleo no va acompañado de la seguridad que debería”, ha lamentado Cobo. En este sentido, ha subrayado la necesidad de “aprovechar los cambios que se están produciendo en el sector del olivar, que están haciendo que sea un sector más tecnológico cada día, para aumentar también su seguridad”.

Asimismo, Cobo ha destacado el papel que desarrolla el Centro de Prevención de Riesgos Laborales de la Junta en Jaén, que colabora en este encuentro internacional, y que no sólo se limita a realizar un seguimiento de estadísticas, sino que trabaja durante todo el año en campañas de prevención y sensibilización como las que realiza con menores en los colegios. “Entendemos la prevención como unos reflejos que se adquieren a una edad temprana, que uno los interioriza y los lleva para siempre”, ha enfatizado.

A lo largo de las dos jornadas de duración de Agroseguridad, más de doscientas personas, entre ponentes y asistentes, se darán cita en el Recinto Provincial de Ferias y Congresos de Jaén para analizar prácticas en materia de seguridad laboral en el sector agrícola y en la industria agroalimentaria, los instrumentos disponibles para ello, la normativa existente, la prevención de riesgos laborales en el uso de productos químicos, las modalidades de gestión de la prevención de riesgos laborales o las responsabilidades legales de las empresas, entre otros temas.

Valeriano Gómez ha sido el encargado de ofrecer la ponencia marco de este congreso, en la que ha sido presentado por el presidente de la Diputación de Jaén, quien ha realizado un breve recorrido por la trayectoria profesional de este jiennense, ex ministro de Trabajo, en los ámbitos de la economía y el empleo. Gómez, que ha abordado la política de seguridad y salud laboral en España en esta ponencia, ha señalado la importancia de la celebración de este evento sobre seguridad laboral en la agricultura, que ha experimentado en los últimos mayor incidencia de accidentes laborales debido a la mecanización de la actividad agraria, la intensificación de la misma o el uso de productos químicos, entre otros aspectos, tal y como ha expuesto Gómez.

“Este tipo de jornadas son fundamentales, en primer lugar, para seguir atendiendo el pulso a las políticas públicas sobre esta materia y, en segundo lugar, para recordar que los avances en prevención de riesgos laborales que hay en España, donde hoy en día hay en torno a unos 450 accidentes mortales frente a los 2.600 de hace 35 años, por lo que la mortalidad del trabajo se ha reducido drásticamente, aunque ahora se reparte de otra forma”, ha apuntado.