Publicidad

JAÉN.- Hace doce meses la situación era bien distinta a la que se da hoy 9 de mayo de 2018. El pasado año la situación comenzaba a ser insostenible para las personas alérgicas. Durante este día de ese mes de mayo los granos de polen de olivo se habían situado ya en los siete mil por metro cúbico, cuando para la población empieza a ser molesto a partir de los 350 aproximadamente.

De hecho, el 5 de mayo, se llegaron incluso a superar los 16.000 granos. Pero este año el retraso de la floración debido a las constantes lluvias están provocando que el nivel a día de hoy esté en apenas 10 granos, es decir, varios miles de granos menos que en mayo de 2017. Algo imperceptible para la población. Será a partir de la semana que viene cuando comience el repunte de las temperaturas y esos niveles comiencen a aumentar, posiblemente de manera exponencial. Aunque es difícil llegar a los casi 20.000 granos por metro cúbico, máximo histórico de hace tres años lo que sí está claro es que aunque este año sea más tarde, la alergia llegará a Jaén tarde o temprano.