«Estamos luchando por conservar la fiesta de San Marcos»

0
3534
Fiestas de San Marcos en Arroyo del Ojanco
Publicidad

MARÍA JOSÉ GARCÍA.- Emoción, adrenalina y pasión por el toro. Estos tres elementos se dan cita en Arroyo del Ojanco durante sus fiestas en honor a San Marcos, del 22 al 25 de abril.

Sus calles se transforman en un recinto donde los mozos del pueblo y aficionados del mundo taurino que se acercan desde diversos puntos de España dan quiebros a las reses ensogadas, que también son paseadas por el pueblo.

Además de los encierros, las otras grandes protagonistas en estos días son las peñas, que son los grupos de amigos que se reúnen en un local para disfrutar de San Marcos -ya sea comprando un toro o no- y que sirven como lugares de encuentro entre los vecinos y todos aquellos que quieran participar del jolgorio y la algarabía general.

El 25, el culmen de la fiesta, los toros son ‘cascados’: se engalanan con el aparejo bordado a mano de cada peña para distinguir a su animal del resto, ya que el día de San Marcos todas las reses salen a la calle en honor al santo.

No se sabe a ciencia cierta cuando comenzó la fiesta de San Marcos, pero por los testimonios de los ancianos del pueblo estaríamos hablando de principios del siglo XX, aunque en las Relaciones topográficas de los pueblos de España que Felipe II redactó sobre sus reinos a finales del siglo XVI ya se menciona. (*)

Para conocer más en profundidad estos festejos entrevistamos a Ramón Ojeda, presidente de la Hermandad de San Marcos de Arroyo del Ojanco, institución que comenzó su andadura en el año 1972.

¿Cuánto tiempo llevas de presidente de la Hermandad de San Marcos?

Este es mi segundo año en el cargo, aunque he sido vicepresidente en otras directivas durante bastante tiempo.

¿Cómo se mantiene la Hermandad?

La mayoría de los ingresos proceden de nuestros cerca de 900 socios, -que pagan una cuota anual de 25 euros a cambio de un carné, un obsequio y una comilona el fin de semana antes de San Marcos-, del Ayuntamiento, de la publicidad del libro de fiestas, de la lotería de Navidad, del Niño y mensual para los que están abonados y de las verbenas y eventos que realizamos. Al final, poco a poco, todo va sumando.

¿Cuántas peñas existen actualmente?

Alrededor de 60 y cada vez más, porque ahora la gente se reúne y forma su peña sin comprar un toro cosa que hace un tiempo no era tan habitual, igual que antiguamente no te cobraban por un local y ahora sí. 

¿Y cuánto suelen cobrar los dueños de los locales por alquilarlos?

Están caros, aunque depende de la zona en la que estés. El precio oscila entre los 300 hasta los 1000 euros para unos diez días y van incluidos todos los gastos.

¿Ayuda económicamente la Hermandad a las peñas que quieren comprar toros?

Sí, con una subvención: a las que compran toros con 200 euros y si adquieren vacas, algo menos, varía según los años que tenga el animal. También ayudamos con los portes, 100 euros. En total entregamos unos 300 euros por animal.

“ESTE AÑO TRAEREMOS TOROS DE PRIMERA, DE CORRIDA”

¿Qué ganaderías son las que más se traen a la fiesta?

Antes eran de los alrededores, pero ahora de toda España. Excepto Miura y alguna otra ganadería más que no vende para las calles, han venido todas. Por ejemplo, este año hemos ido a Samuel Flores y traeremos toros de primera, de corrida. También desde las ganaderías están viendo que el mercado de las calles es muy importante, casi más que el de las plazas de toros.

¿Cuántas toros compra la Hermandad?

Entre 9 y 10, el resto son de las peñas. Todos los años reunimos unas 60 reses, entre toros y vacas.

¿Cuánto suele costar un toro?

Entre 4000 y 6000 euros, depende de si está ‘limpio’ o no; esto es, que puede ir a la lidia perfectamente.

¿Y qué hacéis si el día del festejo llega un animal muerto en el camión?

Lo descargamos en los toriles, igual que si a la hora de soltarlo le ocurre algo lo encerramos enseguida porque ese toro ya no puede salir más. En el momento en el que el animal se lastima ya no se puede torear.

¿Y cómo es el proceso para traer las reses al pueblo?

Vamos a por ellos el mismo día que se lidian y entonces se procede al desencajonamiento. Tenemos cuatro permisos distintos para cada animal: el del día 23, el del 24, el del 25 por la mañana y el del 25 por la tarde.

¿Qué ocurre con los animales cuando termina la fiesta el día 26?

Se los vendemos a un carnicero, quien se encarga de llevarlos al matadero. Antiguamente los mataban aquí, pero actualmente les merece más la pena llevárselos. Es el carnicero quien elige el matadero, aunque de un tiempo a esta parte se los están llevando a Toledo.

¿Sufre el toro en San Marcos?

No, porque tenemos a los animales muy bien cuidados. En cuanto llegan a los toriles tienen su agua y su comida, donde se pueden refrescar y estar tranquilos. Además, durante los encierros no se les maltrata ni se les tira nada.

¿Ha habido protestas de antitaurinos?

Hasta el momento no, pero aunque vinieran evitaríamos cualquier tipo de enfrentamiento porque aquí tenemos los permisos y todo va por la ley. San Marcos es una fiesta que tienes que vivirla para entenderla.

“ESTAMOS LUCHANDO POR CONSERVAR LA FIESTA DE SAN MARCOS” 

¿Crees que algún día desaparecerá la fiesta de San Marcos?

No, porque ahora mismo se está luchando mucho por conservarla. Como nos hemos dado cuenta de que este tipo de festejos están peligrando, los aficionados estamos agrupados en la Federación Española de Toro con Cuerda, que somos 24 pueblos con los mismos intereses: proteger la fiesta.

¿Ha habido muertos algún año?

Sí, aunque no fue en el acto. La última muerte fue hace tres años cuando un toro embistió a un mozo por detrás y lo estrelló contra una pared. La gran mayoría de los heridos son gente de fuera porque no conocen realmente el peligro que existe cuando hay una gran cantidad de reses a la misma vez en las calles

¿Qué se hace en esos casos?

Tenemos seis ambulancias en el recinto y un equipo de cirujanos en el centro médico. Si ya no quedan más ambulancias o el cirujano lo cree conveniente se pueden llegar a paralizar los encierros.

¿Aproximadamente cuánta gente viene a celebrar San Marcos?

En un año normal, llegan unas 3000 personas entre la gente de los pueblos de alrededor y de fuera. Como cada vez vienen mejores animales y toros más grandes nos van conociendo más. Influye también que la fiesta coincida con el fin de semana.

¿Se cobran las gradas?

Sí, llevamos tres años cobrando por organización: tenemos dos guardias de seguridad que controlan que no se sube más gente de la cuenta, que no hay peleas… Este año las hemos puesto numeradas, como se hace en las plazas de toros.

¿Y cómo puede participar alguien de la fiesta de San Marcos que no puede desplazarse al pueblo?

Este año, al igual que el anterior que fue todo un éxito, vamos a intentar hacer un streaming de la fiesta a través de internet. También vendemos DVDs con los mejores momentos, aunque es un formato que está quedando más bien para los coleccionistas.

¿Cómo le venderías esta fiesta a alguien que no es de Arroyo del Ojanco?

Esto es algo que lo tienes que vivir. Cuando pones un cartel con los toros que vienen, las infraestructuras que tenemos… Esta fiesta se vende sola.

*Los datos históricos han sido sacados del libro El toro ensogado: las fiestas de San Marcos en Arroyo del Ojanco, de Juan Carlos Rodríguez Millán