La jiennense Sofía Pérez, primer premio del Concurso Nacional de Cuentos

0
1190
Sofía Pérez, se ha impuesto a casi mil obras presentadas.
Sofía Pérez, se ha impuesto a casi mil obras presentadas.
Publicidad

JAÉN.- Jaén, tierra rica en escritores, artistas, investigadores, creadores…. ve con satisfacción como un día sí y otro también, destacan, reciben reconocimientos y premios y llevan el nombre de Jaén, allá por donde van. Un jurado del Colegio San José de Estepona , falló el XXIV Concurso de Cuentos “José Manuel Álvarez Gil”, un premio que fomenta la creatividad literaria entre los jóvenes. Se presentaron más de 1.000 cuentos recibidos de toda España, lo que da una idea de que el futuro de las letras está garantizado. Entre todos ellos había uno titulado “El piano” de la jienense Sofía Pérez Martínez, una chica de 16 años que estudia 4º de ESO en el IES Jabalcuz de Jaén, y que tiene una ilusión: escribir.

Su cuento ha sido premiado en la categoría de Educación Secundaria. Un premio que es el reconocimiento a una trayectoria que no por ser tan joven es menos prolífico, como demuestra su palmarés literario, “premio de poesía de Canena en modalidad infantil en 2015, o los premios conseguidos en su colegio por leer”. Desde que aprendió a leer y escribir, dedica su tiempo libre a contar historias que se inventaba y después escribía en libretas en casa. Ya entonces le encantaba oír los cuentos contados por sus padres y sus abuelos, y sobre todo, le gustaba un libro de poesías de Gloria Fuertes que tenía en su casa y que marcó su camino.

Tal vez, fuera ese su primer contacto con la poesía y como a tantos y tantos escritores, que un libro despierta ese deseo irrefrenable por la escritura, Sofía no iba a ser menos. Desde ese instante ya sabía que quería dedicar su vida a las letras, a crear historias, hacer soñar a los demás y que viajaran con sus fábulas. Soñaba con contar una historia y verla después en las librerías. Sin duda el premio conseguido es el comienzo de su sueño. Es paradójico y sorprendente  que con su edad, ya decidiera dedicarse a crear historias y plasmarla en un papel para  el disfrute y deleite de  los que quieran acercarse a su escritura.