El Miserere, magia en el más bello espectáculo en la Catedral de Baeza

0
1131
FOTOS: Juan Manzanares
Publicidad

JAÉN.- Día grande para Baeza y los baezanos el día de ayer, Martes Santo en el que La Orquesta Sinfónica de Baeza y Coral Baezana ofrecieron a un público fervoroso y que abarrotó las naves de la Catedral de la Natividad de Nuestra Señora, el tradicional Miserere de Hilarión Eslava (Navarra), dirigido por Martín Morales. El acto estuvo presidido por el Obispo de Jaén Amadeo Rodríguez, arropado por cientos de devotos amantes de la tradición y del espíritu sublime de esta pieza Sacra interpretada como viene siendo habitual por profesionales y aficionados.

El salmo 50 (Vulgata) y 51 (Biblia hebrea) es  conocido como Miserere  por su primera palabra formaba parte del oficio litúrgico de Vespertino, que también recibía el nombre de Oficio de tinieblas, por la oscuridad que se producía en el templo al final del mismo, y al concluir el último versículo del Miserere se apagaba la última vela del tenebrario, mientras los canónigos y cantores de la capilla aporreaban sus asientos simulando ruido de tormenta, todo ello alusivo a las tinieblas y ruidos que se produjeron en Jerusalén a la muerte del Señor.

La partitura está compuesta por 11 versículos pertenecientes al salmo «Miserere» y uno a modo de introducción: «Christus factus est…», que conforman un total de doce números, de los cuales seis son para Coro a 4 y 8 voces mixtas y los seis restantes, cuatro para voz solista y dos para dúo, todos ellos con acompañamiento de Orquesta.