El PSOE exige un seguimiento a los afectados por el derrumbe de la calle Vicario

0
511
Visto del mal estado de la calle Vicario
Publicidad

JAÉN.- El PSOE exige al alcalde, Javier Márquez, que los servicios sociales municipales realicen un seguimiento de las necesidades de los afectados por el derrumbe de la calle Vicario, a quienes se les ha clausurado el acceso a sus viviendas sin ofrecerles alternativas a la situación.

El concejal socialista en el Ayuntamiento de Jaén, Rafael Latorre, señala que con el cierre de la calle con vallas ancladas al suelo y precintos de la Policía Local, el alcalde “no ha hecho más que solucionar una parte de este problema, la de evitar a los viandantes daños por derrumbes posteriores, pero no ha dado alternativas a los residentes, que o se van de sus casas con lo puesto o se quedan a vivir en ellas bajo su responsabilidad, como hemos visto que ha ocurrido en la mayor parte de los casos”.

El concejal explica que muchas de estos vecinos no han recibido aún la atención necesaria tras el suceso a pesar de que tienen el perfil necesario para ello. “Hay gente mayor, personas con movilidad reducida y hasta una embarazada. Lo lógico es que la orden del equipo de Gobierno de intervención de los operarios para cerrar la calle fuera acompañada de la de actuación de los servicios sociales, que cerrar la calle Vicario no fuera el punto final. Es un problema grave y muy puntual que requiere la atención integral del Ayuntamiento, al menos para saber qué alternativas tienen los vecinos con un problema sobrevenido del que no tienen la culpa”, subraya el edil. “Es evidente que en este tipo de sucesos hay que dar alternativas a los vecinos y evitar en la medida de lo posible no ser parte del problema”.

Respuesta a los vecinos de la calle Vicario

Por tanto, Rafael Latorre conmina al Ayuntamiento “a que ahora que el tiempo nos ha dado una tregua demos una respuesta a los vecinos de la calle Vicario que han quedado literalmente atrapados, para que puedan alojarse en un lugar diferente al suyo si no pueden estar ahí. Y no solo a ellos, sino también a los vecinos del barrio. Esta calle es probablemente la única por la que pueden acceder a sus casas gente muy mayor. El resto son vías con escalones o con pendientes imposibles de usar para ellos”, dice Latorre.

Además, el concejal indica que a medio plazo hay un grave problema de fondo que resolver. “No puede ser que cada vez que llueve de esta forma tengamos un derribo en el casco antiguo con mayores o menores consecuencias. Esto parece una maquiavélica lotería. Hay que ir pensando de una manera más contundente en  una revisión en profundidad de la infravivienda de la ciudad, un chequeo para conocer cuántos edificios hay, en qué estado están y plantear soluciones entre todos”, ha dicho.