Vecinos de la calle Vicario «emparedados» por el derrumbe de un inmueble

0
948
Concejales del PSOE con vecinos de la calle Vicario en Jaén.
Concejales del PSOE con vecinos de la calle Vicario en Jaén.
Publicidad

JAÉN-. El PSOE califica de “aberración” que el alcalde, Javier Márquez, haya enviado hoy a operarios municipales a tapiar los accesos a la calle Vicario, en el casco antiguo, dejando prácticamente emparedadas las viviendas de los vecinos que residen en ella. En esta calle, situada en las faldas del Castillo, se registró hace poco menos de 15 días un derrumbe de una de las viviendas que afectó parcialmente a otras dos.

La concejala socialista en el Ayuntamiento de Jaén, María Isabel Lorite, y el presidente de la asociación de vecinos “Vistas al Castillo”, Juan Carlos Cruz, han acudido esta tarde a la llamada de los vecinos que hoy han impedido a los servicios municipales ejecutar esta decisión. “Han pasado casi dos semanas del derrumbe y el PP ha enviado a los trabajadores municipales a retirar los escombros hace apenas unas horas. Las viviendas afectadas por el derribo siguen sin ser demolidas, que era lo que había que haber hecho para evitar problemas. Ahora quieren resolver su propia negligencia con una solución tremenda, que es tapiar la entrada y la salida de la calle dejando a los vecinos fuera de ella, sin avisar de que venían, sin darles tiempo a pensar en sus enseres y dónde meterse, todo aprisa y corriendo”, señala la edil.

Vecinos desasistidos

María Isabel Lorite cree que la actuación del Ayuntamiento “ha sido de un absoluto desentendimiento de la situación y de los problemas de los residentes de la calle Vicario, a los que ha dejado desasistidos durante todos estos días en los que han tenido que salir y entrar de sus casas pasando por delante de las viviendas afectadas por el derrumbe y a través de los escombros que han tardado tanto tiempo en retirar”, dice. La concejal recuerda además que esta calle es una de las transitadas por los vecinos debido a que la pendiente es más suave y no hay escalones, que son una barrera arquitectónica para los ancianos que residen en la zona.

Lorite pide al alcalde una solución “decente y digna” para estos vecinos. “Ya sabemos que el casco antiguo es el gran olvidado del PP, en particular barrios como estos de las faldas del Castillo donde la asociación vecinal ha denunciado hasta la saciedad los problemas tan graves de infravivienda que existen”, dice.