Publicidad

POR ALFONSO JESÚS BAYONA

Estos días estamos leyendo y oyendo los jiennenses como se habla de la edificación de una estación internodal o intermodal (ambos términos se entrelazan) que integraría tren, tranvía y autobuses en la zona de Vaciacostales. Parece que hay consenso en este caso entre los dos (hasta ahora) grandes partidos PP y PSOE.

Pues bien, analicemos las dos grandes obras públicas realizadas en Jaén en los últimos años: el teatro Infanta Leonor y el museo Íbero. La primera de ellas se edificó en un barrio con pésimos accesos a vehículos, sin vida nocturna ni de ocio, alejada de las zonas de población y con problemas de seguridad ocasionalmente. La excusa fue la «dinamización» del casco histórico, ya que era el final de un recorrido turístico que empieza en la catedral, sigue en los Baños Árabes, y acaba en la Magdalena y San Juan de Dios. Como consecuencia de lo primero, el museo Íbero se realizaría en el otro gran solar disponible para la Junta, la antigua cárcel, en el corazón del Jaén activo, cercano a los barrios densamente poblados, con buen acceso de vehículos e incluso un parking público ya construido.

Cuantas veces los jiennenses hemos razonado hasta qué punto la decisión fue totalmente desafortunada, ya que un museo sería mucho mas visitado si estuviera al final de una ruta turística, y un teatro mucho más accesible y frecuentado si estuviera en el corazón de Jaén. El primero está destinado sobretodo al turista, el segundo, a los jiennenses. Pues bien, tras estos dos grandes errores quieren perpetrar el gran tercer error.

Es bien sabido que la tendencia en toda Europa es a acercar en lo posible al ciudadano, es decir, a las zonas poblacionales, las estaciones de transporte. Precisamente el éxito del AVE en nuestro país lo ha sido porque las estaciones se han construido en los corazones de las ciudades, dando acceso fácil y rápido a los viajeros, en contraposición al avión que te obliga a usar otro transporte para salir fuera de la ciudad. Y ahora la nueva estación intermodal…¡¡quieren sacarla fuera de Jaén!!, cuando su edificación en la actual de Renfe (ahora Adif) sería mucho más beneficiosa y eficiente para la ciudad…y la provincia.

Una estación múltiple, con las vías del tren soterradas en su último kilómetro, la estación de autobuses por encima, con salida directa al nuevo y proyectado corredor norte por una gran avenida que surgiría por el soterramiento del tren, y la parada del tranvía ya existente, conformaría una estación intermodal eficaz, de rápido acceso a miles de jiennenses por su situación, y fácil interconexión de los tres medios de transporte, habiendo además suficiente terreno para construir un aparcamiento de varios niveles y todo lo amplio que se quiera. Eso facilitaría el acceso a la ciudad de los viajeros procedentes de la provincia, puesto que el autobús les dejaría ya en Jaén, y no en las afueras, pudiendo interactuar con el tren (que esperemos que sea de alta velocidad alguna vez), y a muchos jiennenses, a un paseo de su domicilio.

Da la impresión de que, con la decisión de llevar la estación a Vaciacostales, se está priorizando lo de llevar al ciudadano a la estación y no llevar la estación al ciudadano.

Es por eso que mis paisanos de Jaén no pueden ni deben quedar callados una vez más, y dejar que nuestros políticos cometan el tercer gran error.