Publicidad

JAÉN.- El PSOE ha registrado hoy una solicitud ante la Dirección General de Memoria Democrática de la Consejería de Presidencia para que se aplique la Ley de Memoria Histórica y se anule el cambio de denominación de la Universidad Popular Municipal (UPM), que pasará a llevar el nombre del alcalde franquista Ramón Calatayud.

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Jaén, Manolo Fernández, explica que el equipo de Gobierno del PP “se ha enfrascado en una polémica estéril e inútil”. “Políticamente no viene a cuento esta decisión, que además está en contra de una ley que estamos en nuestro derecho de que se cumpla, como es la de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía”, dice, además de que también se ve afectada por la norma de ámbito estatal cuyo contenido desarrolla la autonómica.

En la solicitud se reclama que de acuerdo con el artículo 32 de esta norma, “se rechace la ratificación por el pleno (que tendrá lugar mañana) de esta decisión por suponer la vulneración palmaria de dos leyes, una de ámbito autonómico y otra de ámbito estatal”. Además, se indica que de salir adelante en sesión plenaria esta propuesta “que se adopten por esta Consejería (de Presidencia) las medidas que establece la precitada ley para la restitución de la legalidad”.

El artículo 32 de la Ley 2/2017, de 28 de Marzo, prohíbe la exhibición pública de elementos realizados en conmemoración o enaltecimiento individual o colectivo del golpe militar de 1936 y del Franquismo, de sus dirigentes o de las organizaciones que sustentaron al régimen dictatorial. Del mismo modo deja en manos de las instituciones o personas titulares de los mismos las responsables de su retirada o eliminación, algo que en el caso del Ayuntamiento no solo no se cumple sino que con esta decisión se alienta.

No a justificar esta decisión

Manolo Fernández ha recordado las declaraciones que sobre este asunto ha vertido estos días Pilar Palazón, galardonada con la Medalla de Andalucía y que fue fundadora de la Universidad Popular Municipal. “Creo que tenía mucha razón al decir que se siente muy orgullosa de la puesta en marcha de una institución que se distingue por ser muy democrática. Sobran más palabras para justificar que la decisión del PP no es la más correcta”, sostiene Fernández.

El portavoz dice que “más allá del cumplimiento de la ley hay otras cuestiones. Sin entrar en lo privado, generamos una situación muy delicada por cuanto con esta decisión se mandan mensajes en los que se dice a la ciudadanía que da lo mismo una Dictadura que una Democracia. No vamos a permitir desde el PSOE que se trasladen mensajes en este sentido a nuestros jóvenes”, subraya.