Publicidad

JAÉN.- El PSOE denuncia que el Ayuntamiento ha pagado 142.000 euros en intereses por pedir por adelantado a un banco 25 millones de euros  con cargo a la recaudación del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) correspondiente a todo 2017. En este préstamo se incluyó también una parte del segundo impuesto con el que más se recauda, el de Vehículos de Transmisión Mecánica.

La viceportavoz socialista Mercedes Gámez señala que este préstamo supone que el PP se gastó en apenas unos meses todo los que ingresa en el Ayuntamiento por el impuesto más importante en términos de recaudación. “Es la tajada más importante de lo que entra en la caja municipal vía impuestos, que no ha ido a parar a inversiones ni a mejoras en la ciudad. Pedirlo por adelantado ha tenido consecuencias, puesto que además de que esos 25 millones salen del bolsillo de todos los jiennenses y no se revierten en mejorar su calidad de vida el anticipo vía préstamo a un banco nos supone pagar ahora unos intereses mensuales de 11.300 euros”.

La concejala recuerda que esta no es la única operación financiera con la que el PP compromete seriamente los escasos recursos que tienen las arcas municipales, ya que el primer semestre de este año también se ha hipotecado pidiéndolo por adelantado. “Le ha pegado un bocado a la recaudación de este año de 11 millones, que tampoco se destinarán a inversiones sino simplemente a poder mantener el Ayuntamiento abierto”. “Habrá que ver el coste de pedir este anticipo al banco cuando toque pagar los intereses”, dice.

Muchas obras pendientes

Gámez señala que solo con esos 142.000 euros que el PP ha pagado a los bancos “podríamos estar ejecutando algunas de las muchas obras que el PP tiene pendientes en los barrios. No es una cantidad menor, es el equivalente de lo que al Ayuntamiento le costó el pasado año organizar la feria de San Lucas”, dice. “Por no hablar de que el PP incumple el presupuesto más básico de la gestión municipal que no es otro que el de que una parte del esfuerzo fiscal que hace el ciudadano no lo recupere en forma de inversiones para su bienestar, desde obras en barrios a mejores infraestructuras municipales o una programación cultural de nivel”, señala.

La viceportavoz reprocha al alcalde, Javier Márquez, la gran irresponsabilidad en la resolución de la deuda municipal, que acrecienta día a día con esta merma de los recursos municipales. “Este tipo de operaciones demuestran que Márquez y el PP viven al día como la cigarra de la fábula. Han dejado las arcas municipales vacías, a duras penas se dispensan los servicios más básicos y se dedican a vivir del préstamo sobre el préstamo. Su inutilidad en la gestión municipal es manifiesta”.