Publicidad

JAÉN-. El Real Jaén CF. S.A.D. no pudo sacar nada positivo en su visita a Loja y se fue de vacío en un encuentro condicionado por el excesivo castigo de un penalti muy riguroso que desequilibró la balanza justo antes del descanso. El equipo de Salva Ballesta afrontaba el partido dispuesto a lavar la imagen ofrecida en su anterior salida en Torremolinos y salió en el Medina Lauxa aguantando primero las acometidas del conjunto granadino para luego crecer y adueñarse del juego imponiendo su personalidad.

Le costó al Real Jaén CF. S.A.D. llevar peligro a la portería del Loja CD y fue el cuadro local quien asumió la iniciativa en los primeros veinte minutos de choque; de hecho, fue Arellano el que tuvo que desbaratar una contra y emplearse a fondo junto a la defensa jienennense. El once de Salva se entonó con el paso del tiempo mientras Álvaro Torralbo, muy participativo, cogió el peso de las acciones ofensivas por la banda derecha. En acciones de estrategia y balón parado, el Real Jaén CF. S.A.D. respondía al Loja CD como en otra oportunidad de Migue Montes a pase de Pedro Beda.

Penalti riguroso

El ímpetu lagarto puso en apuros al meta Zambrano hasta que al filo del descanso llegó la jugada decisiva. Salva se quejó mucho del riguroso penalti (sexto en contra) señalado por el colegiado José Manuel Viñolo y lo fácil que está resultando castigar al Real Jaén en esta faceta. La pena máxima, además del gol de Antonio López, supuso amonestación a Manu Martínez y condicionó enormemente la reanudación.

Víctor Armero entró nada más arrancar el segundo acto de un encuentro muy cuesta arriba por el marcador y las circunstancias del partido. No perdió la cara el cuadro jiennense y buscó la igualada en unos segundos 45 minutos donde también participó Juan Carlos con el fin de buscar una mejora ofensiva. Sin embargo, lo que llegaría fue el segundo tanto de nuevo marcado por Antonio López.

Pese a este mazazo, el Real Jaén CF. S.A.D. no se achantó y luchó por obtener más premio. Cervera en dos ocasiones, una falta y un centro envenenado, pudo marcar en un arreón final al que se sumaron Mario Martos y Juan Carlos. En ese trance, Salva perdió por lesión a Ramón ante un Loja CD competitivo y ahora el cuadro lagarto buscará resarcirse en la final del próximo domingo en La Victoria frente al Atlético Malagueño.