Publicidad

JAÉN.- El alcalde de Jaén, Javier Márquez, ha recordado que la ubicación de la estación intermodal “no es algo que hayamos inventado desde este equipo de Gobierno”, sino que ya se expuso en el plan de movilidad de 2009 aprobado por PSOE-IU y que se encuentra publicado en la web oficial del Ayuntamiento de Jaén, dentro del estudio de movilidad del PGOU.

Márquez ha concretado que fue entonces PSOE e Izquierda Unida (ahora incluidos en Jaén en Común) en el Ayuntamiento “los que dijeron que la estación intermodal debía ir en Vaciacostales, un criterio que hemos seguido puesto que del cambio de la estación de autobuses se lleva hablando ya 20 años y de la estación intermodal, ya son 10 años”.

El primer edil ha lamentado que se le critique “por tener iniciativa” y por pedir a la Junta de Andalucía y al Gobierno de España que se haga esta estación intermodal, “pues he viajado hasta Madrid a reunirme con el Ministro de Fomento y con el director de ADIF, y hasta Sevilla para reunirme con responsables de la Junta de Andalucía para que dejemos de ser un pueblo grande, para ser capital y no entiendo que cada vez que salga de Jaén a pedir se me critique por esto”.

Así ha afirmado no entender por qué ahora “los mismos que decían en 2009 que la estación intermodal estuviera en Vaciacostales, critiquen a este equipo de Gobierno por decir exactamente lo mismo, es decir, que se ubique en Vaciacostales. No es entendible que algo sea bueno cuando gobiernan unos y lo mismo sea malo cuando gobiernan otros, y más aún cuando además en la Agenda 21 se decía de hacer la estación intermodal por parte también de IU también en ese mismo lugar”.

A juicio del primer edil, esto sólo demuestra “que se ha iniciado ya la campaña electoral y la idea de la oposición es criticar por criticar” cuando lo importante es que haya una estación intermodal “porque supondría grandes beneficios para Jaén y, en consecuencia para los jiennenses”.

Así, ha recordado que la estación de autobuses actual data de 1949 “y se hizo en este lugar porque era el final de la ciudad de Jaén” y ha manifestado que “no tiene sentido que los autobuses metropolitanos estén entrando al centro de la ciudad puesto que la filosofía es igual que la de 1949, que la estación de autobuses se ubique en el final de la ciudad”.

Por tanto, ha asegurado “que tiene sentido que la estación de autobuses vaya a la estación intermodal, tal y como ya lo decían PSOE e IU en el año 2009, de modo que quede todo integrado en un solo espacio en el que se dé prioridad al transporte público sobre los vehículos particulares para hacer de Jaén una ciudad más eficiente y libre de gases contaminantes”.

El Ayuntamiento “cuenta allí con terreno municipal suficiente para la construcción de la estación intermodal”, ha afirmado y ha puesto como ejemplo “los 45.000 metros destinados para la estación de autobuses, cuando en la actualidad cuenta en el centro de la capital con tan sólo 7.500 metros”.

Sacar el tráfico de la ciudad

Márquez se ha referido también a los beneficios para la salud de los jiennenses tiene la estación intermodal “al sacar el tráfico de la ciudad” y ha acusado al PSOE y Jaén en Común de tener dos varas de medir “cuando hablan de ecologismo y dicen que el tranvía se ponga en marcha y, sin embargo, apuestan porque los autobuses metropolitanos sigan circulando por el centro”.

Así ha recalcado que se trata de un “ecologismo a la carta” cuando es una “cuestión de salud pública” puesto que, según ha expuesto, los estudios realizados indican que los autobuses metropolitanos dejan en la ciudad 279,46 kilos de dióxido de carbono cada día, además del transporte privado y los autobuses urbanos, “con lo que supera los 300 kilos”.

Por tanto ha apuntado que no sólo se trata “de una cuestión de movilidad, sino también de contaminación, pues todo va a parar a nuestros pulmones y debemos ser coherentes con esto y no mirar si hay elecciones pronto”.