Jaén Merece Más reclama consenso y el plan especial definitivo para el casco histórico

0
869
Vista actual de la plaza Deán Mazas
Publicidad

JAÉN.- «No se puede diseñar una ciudad sin contar con un mínimo de consenso, ni seguir más tiempo con un Plan Especial de Protección y Reforma Interior del casco histórico cuya actualización se vendió a bombo y platillo y para el que no se ha designado nada más que a una persona para desarrollarlo, lo que hace imposible hacer el documento», manifiestan desde la plataforma ciudadana ‘Jaén Merece Más’. En el caso concreto de las plazas del Deán Mazas y del Pósito, piden a las autoridades sensibilidad porque son zonas con una especial idiosincrasia que guardan una identidad propia como rincones emblemáticos de la ciudad.

De hecho, hay colectivos de la plataforma que llevan más de siete meses esperando conocer los proyectos, con idea de aportar propuestas de embellecimiento, y nunca han recibido respuesta. Esta falta de información, a priori, es considerada como una falta de sensibilidad por parte del Ayuntamiento e, incluso, hay quienes debaten si no están más necesitadas de una rehabilitación otras plazas del casco histórico.

Obviado el conjunto histórico

En cualquier caso, muchos de los colectivos integrados en ‘Jaén Merece Más’ van más allá y afirman que, de trasfondo, hay un problema con el PEPRI (Plan Especial de Protección y Reforma Interior del casco histórico) que está obsoleto desde hace muchos años. E, incluso, destacan que recientemente se aprobó un PGOU que ha obviado la legislación perteneciente al Conjunto Histórico, porque el casco antiguo se quedó esperando su plan especial en esa ocasión irrepetible que era el nuevo PGOU.

Y, añade ‘Jaén Merece Más’, la poca sensibilidad que suele existir por parte del Ayuntamiento con las actuaciones que se acometen en zonas históricas (barandillas de acero inoxidable en la fachada del Ayuntamiento o los materiales en el parque de la Alameda, así como detalles como que a veces contratan a empresas con certificados de calidad OCA o AENOR para garantizar protocolos de salvaguarda y protección del entorno y que estas empresas se sorprenden de que, a diferencia de otras ciudades que las hacen cumplir a rajatabla para mimar sus entornos más valiosos, el Ayuntamiento de Jaén desaprovecha esos mecanismos de control de calidad y no se aplican.