Infierno frío en el tren de Madrid-Jaén que se quedó tirado en Venta de Cárdenas

0
1623
Último tren que se paró en la red ferroviaria de Jaén el pasado 7 de febrero.
Último tren que se paró en la red ferroviaria de Jaén el pasado 7 de febrero.
Publicidad

JAÉN.- Un infierno lo que vivieron los jiennense que ayer realizaron el trayecto entre Madrid y Jaén en el último tren del día. Tenía prevista la salida desde la estación de Chamartín, en Madrid, con destino a Jaén a las 19.20 horas pero ya lo hizo con 10 minutos de retraso. El motivo, seguro conocido por ADIF, informa uno de los pasajeros era que de los dos adaptadores de corriente alterna sólo funcionaba el auxiliar. Dicho adaptador auxiliar falló cerca de la vieja Estación de Venta Cárdenas en Despeñaperros entorno a las 22 horas. «Estuvimos con cortes de luz y sin calefacción hasta que poco antes de medianoche, un taxi nos traslada en grupo de 4 personas hasta un autobús que hizo paradas en todas las siguientes estaciones que aún le quedaba al tren por pasar, llegando finalmente cerca de las 3 de la madrugada cuando la hora de llegada prevista del tren era las 23:30h», señala uno de los pasajeros. Durante esas dos horas permanecieron en el interior del tren con cortes continuos de luz y sin calefacción. Cuando a esa hora la temperatura en la zona rondaba los 0 grados.

«No nos dieron ni nos facilitaron comida y bebida. Fue una experiencia penosa en un país que se puede decir desarrollado. Según pudimos escuchar al maquinista el tren ya venía averiado desde la Estación de Chamartín porque las vías funcionan con corriente continúa y el tren lleva dos adaptadores de corriente alterna. Según pudimos oír al maquinista el adaptador principal no funcionaba desde Madrid y el auxiliar se estropeó a la salida de la Estación de Almuradiel-Viso del Marqués. Es una irresponsabilidad y una negligencia por parte de ADIF poner en marcha un tren que saben que está averiado. No sólo se produjo la avería en el tren sino que también pusieron el riesgo a los pasajeros», prosigue el pasajero. Que para colmo indica que tuvieron que cruzar una vía férrea en plena noche.