Los mejores consejos para mantenerse saludable y en forma

0
1202
Publicidad

MADRID-. El bienestar no solo depende de lo que comemos y no solo tiene impacto sobre nuestra figura. Es un concepto mucho más complejo, pues garantizarlo a través de una vida saludable no es poca cosa. Hay personas que recurren frecuentemente a tratamientos y productos costosos, cuando la realidad es que bastaría incorporar algunos hábitos a nuestras vidas cotidianas para lograrlo de forma natural.

En cuanto a los hábitos alimenticios…

Es importante orientarse en lo que se refiere a la dieta a seguir por lo que las visitas al nutricionista o dietista nunca están demás. Todos somos diferentes y lo que comemos también debe obedecer a estas necesidades particulares. Vale la pena mencionar que los excesos no son buenos y que una alimentación variada es siempre la mejor opción, acompañada de una buena cantidad de agua para asegurar que siempre estemos hidratados.

En las mañanas, el consumo de antioxidantes puede ser muy positivo para empezar el día con buen pie, así que, de vez en cuando, varía el café. Cámbialo por un té verde o algún batido de verduras de hoja verde, sin excederte con el azúcar, si realmente necesitas añadirlo.  Para el almuerzo, cuida las proporciones entre los diferentes grupos alimenticios y haz un menú variado, para combatir el aburrimiento: las ensaladas y frutas deberían ser abundantes, mientras que las proteínas animales y los carbohidratos deberían incluirse en cantidades moderadas. Incluye el consumo de frutos secos a lo largo del día para mantenerte satisfecho y no verte tentado a picar a toda hora. Y a la hora de cenar, opta por platillos ligeros, preferiblemente ricos en proteínas y vegetales de hoja verde.

El cuidado personal también es importante

Aunque hay quien sostiene que ducharse todos los días es nocivo para las baterías naturales de la piel y del cabello, lo cierto es que la higiene personal es algo indispensable. No solo por el inmenso rol que tiene en lo que se refiere a nuestra imagen ante los demás, sino por nuestra propia salud. Además, hoy en día la gran cantidad de productos naturales que tenemos a disposición lo hace todo más sencillo. Cuidarse el cabello, la piel, las uñas… y utilizar productos con fines estéticos, como para blanquear los dientes, o para el rejuvenecimiento de la piel del rostro, son cosas que requieren poco tiempo y que pueden incluirse en nuestras rutinas diarias para mejorar nuestro aspecto y nuestra salud.

En ese sentido, podemos lavarnos los dientes después de cada comida, remover las impurezas del rostro cada día antes de irnos a dormir y tomar duchas refrescantes y energizantes tantas veces como sea necesario de acuerdo a nuestra actividad física, entre otras cosas.

¿Y qué hay de la actividad física?

Ciertamente el ejercicio es un elemento importante para alcanzar el bienestar. Aunque dispongamos de poco tiempo, salir a caminar, correr, pasear en bicicleta son hábitos que podemos incluir en nuestro día a día. Pequeñas decisiones como utilizar las escaleras en lugar del elevador, o caminar hasta el supermercado en lugar de ir con el auto, pueden ser de ayuda. Sin embargo, es importante complementar el bienestar físico con el mental, por lo que salir de paseo y dedicarse así un tiempo a solas puede ser reconfortante. Respira profundamente, cultiva alguna afición que te llene personalmente y evita los ambientes tóxicos, pues todo esto termina por reflejarse en tu condición física y, en los peores casos, puede incluso causar enfermedades y malestar general.