MOTOR&SPORT | Kilómetros, nieves y Volkswagen Touran

0
966
Publicidad

Si algo está caracterizando e enero, sin duda, es la climatología que afecta a las carreteras de la mayoría del país en diferentes formas. Después de lo ocurrido en algunas de ellas y el caos que se formó con retenciones y bloqueos por las nevadas caídas, volvieron las incidencias, aunque con mucha menor repercusión sobre las carreteras y nulas o escasas incidencias en las vías y regiones donde el frio, la niebla y las precipitaciones han estado presentes. Con todos estos elementos y posibilidades, además de un escenario adecuado para adentrarse en estas posibilidades, Motor&Sport ha colaborado estrechamente con el Grupo Avolo para recorrer algunos kilómetros y atravesar buena parte del país, viviendo experiencias únicas e irrepetibles al volante del Volkswagen Touran cedido por este grupo de automoción para el nuevo experimento que HoraJaén ha llevado a cabo. Los preparativos para esta prueba dinámica y estudio de conducción empezaban el pasado miércoles con los preparativos de un viaje donde los kilómetros serían los protagonistas y las carreteras el escenario donde los muchos actores representarían esta obra. La maleta llena de ilusión, ropa y prendas de abrigo (las zonas y lugares por donde ha transcurrido lo hacían necesario), documentación y aquellos elementos necesarios para conducir tranquilos en previsión de las posibles precipitaciones de agua y nieve que se presumían en los partes meteorológicos consultados antes de iniciar un largo viaje. A las seis de la mañana desayuno ligero y nutritivo para afrontar la distancia que había que recorrer y ese café jaenero con tostada de aceite de oliva, -el mejor del mundo- para cargar las pilas y despejar el alma, reforzando toda la atención en la carretera donde esperaba esta nueva experiencia.

Agua, algo de alimento, ruta calculada y teléfono cargado, para empezar el viaje con toda la atención en el tráfico y las mejores condiciones posibles donde la comodidad fue el mejor aliado junto con la velocidad de crucero dentro de las más estrictas normas establecidas en todo momento, evitando riesgos y cansancio prematuro, enemigos claros de la conducción más segura y necesaria. Durante el trayecto y en tierras donde la nieve estaba presente, aunque no es la carretera, la forma de conducir fue adaptativa y sobre todo muy segura, algo que fue más fácil con la Touran, por su comportamiento y suavidad en la entrega de la potencia. El aumento de la distancia de seguridad, la “dulzura” en la conducción y adelantar siempre las maniobras favoreció las condiciones de la carretera siendo deslizante debido a la humedad y bajas temperaturas. Cuando la niebla densa hizo acto de presencia, la distancia de seguridad aumentó, la velocidad se acomodó a las circunstancias y la concentración se agudizó para llevar una conducción más relajada que permitiese el control de la situación en todo momento. Han sido muchos los kilómetros recorridos con unas condiciones cambiantes en todo momento y diferentes estados del asfalto, elementos adversos, que sin embargo cuando se lleva una conducción segura y responsable, planteado el desplazamiento con organización y calma, convirtieron el viaje en placer, disfrutando de los Kilómetros y carretera.

WOLKSVAGEN TOURAN. EL ESPACIO PARA EL PLACER.

Para esta experiencia donde los kilómetros serían los protagonistas, hacía falta un vehículo que reuniese una serie de ventajas y diese cobertura a las necesidades que se plantearon. Para ello el Grupo Avolo puso a disposición de HoraJaén Motor&Sport una unidad de la Touran, avanzado exponente en el segmento del monovolumen y una de las opciones más aconsejables para aquellos que buscan un polivalente vehículo donde se concentran una serie de importantes ventajas para los amantes del espacio o las familias que necesitan un vehículo de estas características. Con una mecánica Volkswagen 1.6 TDI 105 caballos y seis velocidades en la caja de cambios, sorprendió la comodidad y el comportamiento que se une al amplio espacio anterior que permite alojar a tres pasajeros en su parte trasera de asientos y disfrutar de un enorme maletero donde transportar mucho equipaje. El puesto de conducción es cómodo, algo que se nota en la posición de conducción y la perspectiva de visión que tiene su posición elevada sobre la carretera. En el interior se disfruta de los elementos justos para tener la información necesaria y el aire acondicionado y calefacción fueron protagonistas debido a las bajas temperaturas exteriores que acompañaron en este viaje de investigación. El comportamiento de la Touran es muy neutro siendo inapreciable su altura al suelo con una equilibrada suspensión que convierte en comodidad y eficacia la conducción del monovolumen. Sorprendente y destacable el consumo de la unidad de pruebas que solo necesito 5,1 litros a los cien kilómetros de media y una autonomía cercana a los 1.000 kilómetros. El conjunto motor y cambio de relaciones hacen posible la suavidad de marcha y el contenido consumo, unidos a la comodidad y comportamiento haciendo del Volkswagen Touran una de las mejores opciones del mercado en el segmento del monovolumen para hacer frente a la ofensiva de los SUV y su enorme presencia en las ventas actuales de vehículos.