Baja la incidencia de la gripe durante la primera semana del año tras alcanzar su pico máximo

0
590
Publicidad

JAÉN-. La incidencia de la gripe ha alcanzado su pico máximo de casos en Andalucía de esta temporada y parece que ya remite, según ha manifestado la consejera de Salud, Marina Álvarez. En la última semana de diciembre (semana 52), se registraron 188,19 casos/100.000 habitantes, cifra que superaba la tasa más alta que se alcanzó en 2016, cuando se llegó a los 181 casos en la segunda quincena de enero. Los datos preliminares de la semana 1 ponen de manifiesto que la incidencia de la gripe está bajando y se sitúa ya en una tasa de 162,54 casos/100.000 habitantes. En cualquier caso el comportamiento del virus es impredecible y pueden producirse dos picos de incidencia en la misma temporada, aunque no es lo habitual.

La consejera ha destacado que, a fecha de hoy, el Servicio Andaluz de Salud ha contratado cerca de 600 profesionales para el refuerzo de las plantillas dentro del Plan de Alta Frecuentación.

Marina Álvarez ha agradecido públicamente el “esfuerzo de todos los profesionales de la sanidad pública andaluza” para afrontar el incremento de la demanda asistencial que se registra debido a la incidencia de la gripe y otros virus en la época más fría del año, que afecta de manera más grave a personas mayores con patologías crónicas y otros problemas de salud que se descompensan clínicamente.

La consejera ha señalado que el “incremento de urgencias ha superado el 25% en muchos centros sanitarios de Andalucía”, tanto en atención primaria como en hospitales, lo que ha motivado la activación de la fase III del Plan de Alta Frecuentación del Servicio Andaluz de Salud.

El Plan de Alta Frecuentación de la sanidad pública andaluza contempla la monitorización de cuatro parámetros: el aumento del número de urgencias, el incremento de pacientes en el área de Observación, el aumento del número de ingresos hospitalarios y el número de pacientes que solicitan atención domiciliaria a los centros de atención primaria. Para ello se comparan estos datos con la media de los obtenidos el mismo día de la semana del año anterior.

Se establecen tres niveles de actuación en atención primaria y los hospitales: fase I, cuando el porcentaje de incremento es inferior al 10% (esta fase está activada siempre); fase II (cuando el incremento se sitúa entre el 10 y el 25%) y fase III (cuando el incremento del número de pacientes supera el 25%). En función de esos datos, se activan las medidas previstas que permiten a los centros sanitarios atender la actividad asistencial urgente.

Actuaciones especiales

La consejera ha recordado que, entre las medidas contempladas en la fase 3 del Plan, se encuentran, en Atención Primaria, la “ampliación de las agendas en las consultas de los centros de salud y el incremento de profesionales de los servicios de urgencias”. En hospitales, supone medidas como “aumentar la disponibilidad de camas, gestionar los ingresos hospitalarios adecuando su duración con criterios clínicos, reasignar camas en función de los procesos más atendidos en Urgencias, reordenar la actividad programada para pruebas diagnósticas o procedimientos quirúrgicos no urgentes e incrementar el número de consultas disponibles para la asistencia  de profesionales en los servicios de urgencias”.

La Consejería de Salud realiza un seguimiento de la incidencia de la gripe a través del Sistema de Vigilancia de Gripe de Andalucía, formado por una red de 118 médicos centinelas de todos los distritos y áreas de gestión, que informan cada semana de la situación epidemiológica de la enfermedad durante toda la temporada, así como un laboratorio de referencia situado en Granada con capacidad para detectar virus gripales.