Publicidad

JAÉN.- El PSOE reclama al PP “que extreme el control” de la limpieza en los barrios, cuyos vecinos ya se quejan de las consecuencias que tiene la medida aceptada por el Ayuntamiento a la concesionaria del servicio, FCC, de no atender las calles los domingos y festivos.

La viceportavoz socialista Mercedes Gámez, señala que los vecinos de las calles que se encuentran a las espaldas del antiguo edificio del Banco de España, en la céntrica zona de Renfe, se han quejado de la acumulación de hojas y restos de basura en vías como Maestro Sopena, Cándido Méndez y Pintor Miguel Ayala. “Dicen que desde hace semanas se acumulan las hojas secas en el suelo de estas calles donde, curiosamente, ni siquiera hay árboles. Como no se barren, se pudren y se mezclan con basura y polvo, lo que contribuye a una mayor sensación de abandono de la limpieza en la zona, una limpieza que parece que brilla por su ausencia”, explica.

La viceportavoz detalla que la queja de los vecinos de esta zona “no será ni la primera ni la última que se hará pública, ya que si teníamos una ciudad sucia cuando el servicio de limpieza se prestaba siete días a la semana ahora que se reduce uno y los festivos que haya en el calendario la situación no pinta mucho mejor. Si el PP ha consentido esa reducción en la prestación que al menos garantice que los vecinos no carguen con las consecuencias”. Con ello, la concejala reclama al PP “que comience con esa labor de vigilancia de cumplimiento del contrato que ha entregada a FCC para los próximos 20 años. Dijeron que iban a garantizar un servicio de calidad a los vecinos y ya vemos que esa promesa hace aguas por todas partes”, dice Gámez. La edil reclama al PP “que no deje pasar ni una” a la concesionaria del servicio que más cuesta a la ciudad, casi 14 millones de euros, que es el de la recogida de basura y limpieza de barrios.

En este sentido, también recuerda que el PP anunció que entre las mejoras de la prestación está la puesta en marcha de un punto limpio móvil para recoger enseres y otros residuos que no tienen cabida en la basura ordinaria ni en los contenedores de reciclaje.  Gámez denuncia que esta labor era la que de forma más o menos rudimentaria se realizaba con los camiones de recogida de enseres “que no sabemos por qué desaparecieron de nuestras calles”. Por tanto, la edil señala que el PP “llama mejoras a prestaciones que dejaron de hacerse y que ahora se recuperan con otro nombre”, con lo que “no hay tal mejora en la calidad del servicio como pretenden hacer ver”.