OPINIÓN | «Una sana reflexión»

0
480
Publicidad

POR JUAN SEBASTIÁN MORALES 

Pasada la Nochebuena y la Navidad, conviene pararse a reflexionar sobre lo acontecido en Cataluña, y de forma particular, lo que le ha sucedido al PP en esa región de España que no ha sido más que un batacazo sobradamente esperado y que puede pasar en otras circunscripciones de España como Jaén.

El PP debe hablar en estos momentos de refundación, un cambio que pasa por tres pilares esenciales, el primero es la defensa de la regeneración democrática, la democracia interna y la transparencia. Para ello es necesario creer y defender los estatutos, los órganos de control como el Comité de Derechos y Garantías, para que sus resoluciones se cumplan y sus reglamentos se acaten, un partido que no respeta sus propias normas es un partido que no se respeta así mismo. Lo sucedido en Jaén en el último congreso provincial del PP es prueba de ello, ni se respetó el artículo 11.3 del reglamento de Andalucía, ni si acató la resolución dictada por el Comité de Derechos y Garantías de Andalucía.

En segundo lugar debe hablarse de la corrupción, un discurso contundente contra la corrupción y los que la causas y pedir mil veces diarias disculpas por la corrupción es algo esencial si queremos que los ciudadanos vuelvan a confiar en el PP.

Y en tercer lugar, volver a definirse ideológicamente, ese rearme moral e ideológico es fundamental para que el electorado sepa en que espacio político se encuentra hoy el PP.

Esos son a grandes rasgos los deberes que debe hacer el PP, Aznar dijo hace unos días que la base electoral del PP empieza a percibir a Ciudadanos como su partido, y tengo que decir que no le falta razón y en Jaén, los actuales dirigentes del PP deberían aplicarse el cuento y tener la vista puesta en lo ocurrido a nuestros compañeros de Cataluña.