Un premio para mirar las estrellas

0
570
Publicidad

JAÉN-. Astroándalus ha ganado uno de los premios de la XV Edición IMFE de Málaga. El galardón se entregó durante una gala celebrada en el teatro Echegaray y fue conducida por el humorista Manu Sánchez. El evento contó con la colaboración de Esesa, la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) y la Universidad de Málaga, siendo presidido por alcalde de Málaga, Francisco De la Torre.

José Jiménez, gerente de AstroÁndalus, se encuentra satisfecho del reconocimiento que este premio supone al proyecto empresarial en su apuesta por abrir sede en la capital malagueña, así como quiere agradecer el apoyo que de Fulgencio Meseguer y todo el equipo de Software DELSOL, está recibiendo desde que unieron sus caminos a través de un proceso de mentorización.

En 2017 más de 9.000 personas participaron en actividades relacionadas con el turismo astronómico organizadas por AstroÁndalus, bien en su planetario móvil o en alguna de las decenas de actividades de observación a través de telescopios.

En marzo de 2017 abrió una nueva sede en el Parque Tecnológico de Andalucía, desde donde gestiona toda la línea de negocio relacionada con el turismo. Desde entonces hemos establecido contactos comerciales con más de 20 agencias de viajes de múltiples países. También nos hemos desarrollado una oferta para turismo de congresos, organizando observaciones astronómicas en azoteas y terrazas de hoteles de 5 estrellas entre Málaga y Marbella.

Diez monitores astronómicos

Durante este verano AstroÁndalus ha empleado a más de 10 monitores astronómicos entre Jaén, Málaga y Sevilla.  Es de destacar que se han firmado acuerdos comerciales para prestar servicios de astroturismo en la estación de esquí de Sierra Nevada.  En la actualidad AstroÁndalus se encuentra dando los primeros pasos para abrir su tercera oficina, que sería la primera fuera de Andalucía.  Este premio no es solo un reconocimiento a AstroÁndalus sino a una apuesta decidida por la divulgación de la ciencia y el turismo astronómico como herramienta de desarrollo rural y conservación de nuestro patrimonio natural.