El PSOE denuncia que el PP intente trampear las cuentas de 2017

0
604
Manuel Fernández y Mercedes Gámez tras la comisión de Economía.
Manuel Fernández y Mercedes Gámez tras la comisión de Hacienda.
Publicidad

JAÉN.- El PSOE apunta que el PP planteará en el pleno del próximo viernes una nueva patada a la lata de la deuda municipal de más de 50 millones de euros. El portavoz y la viceportavoz socialista en el Ayuntamiento de Jaén, Manolo Fernández y Mercedes Gámez, explican que el PP ha llevado a la Comisión de Hacienda celebrada hoy un lote de facturas pendientes de pago de 2015 y 2016 por más de 12 millones de euros, una póliza de crédito de 10,7 millones de euros que no va a inversiones y que hay que devolver en un año comprometiendo la recaudación del IBI de 2018 y un paquete préstamos a corto plazo por 28 millones de euros que convertir a largo plazo (entre 10 y 15 años) imposibles de pagar en estos momentos.

Manolo Fernández indica que el próximo pleno “será una nueva exhibición del estilo Márquez”, en alusión a la estrategia del alcalde de aprobar préstamos para pagar otros préstamos, aplazar el pago de deuda generando más intereses, no dedicar dinero a inversiones y no contener el gasto del Ayuntamiento de Jaén.  Lamenta que el PP se dedique “a trampear” las cuentas de 2017 posponiendo deuda y no ejecutando inversiones; “falseando e hipotecando a la ciudad para los próximos 15 años cualquiera cumple la regla de gasto”

El portavoz explica que del total de facturas cuya deuda se ha reconocido hoy hay casi 10 millones de euros de pagos pendientes a FCC de 2015 y 2016, cuando la multinacional trabajó sin contrato en vigor. “Estas son las facturas que avisábamos que era necesario cuantificar y justificar antes de darle a la empresa 20 años más de concesión como ha hecho el PP. Aquí no se sabe lo que se gasta hasta el año siguiente, que es cuando llegan las facturas. Es una curiosa forma de controlar la regla de gasto”. Con ello, el dirigente alude a que “si no pagamos deuda pero la desplazamos a otros ejercicios y si no invertimos nada en la ciudad así la regla de gasto la cumple cualquiera, porque lo que el PP hace con esto es trampear las cuentas de la ciudad”, señala. Y señala que con este sistema de aplazamientos y reconocimientos de deuda de años anteriores el presupuesto del año en curso que se aprueba sobre el papel “no sirve de nada”.

En este sentido, la viceportavoz socialista Mercedes Gámez detalla la penosa  ejecución presupuestaria del año en curso. “Hay capítulos que se sobrepasan y requerirán modificaciones presupuestarias pero ninguno de ellos son los que benefician a los ciudadanos, los que apuestan por la mejora de la ciudad. Esos, en el presupuesto del Ayuntamiento (aún falta conocer el de los organismos autónomos, por naturaleza deficitarios), reflejan un nivel de ejecución muy lamentable”. Así, la concejala detalla que no se han ejecutado el grueso de las partidas de áreas como mantenimiento de colegios o las obras en los barrios. De hecho, la edil recuerda que los datos que ha entregado el PP a los socialistas indican que hasta finales de octubre de este año de los 3,5 millones de euros prometido en arreglos en los barrios solo se han gastado 800.000 euros y este importe corresponde a facturas de trabajos de otros años. “Nos parece ridículo que el PP quiera que aplaudamos el cuento de la lechera que nos han vendido de que el año que viene harán obras por más de 900.000 euros cuando lo que les pedimos es que gasten los 3,5 millones comprometidos este año”, reitera Gámez.

Morosidad

Al hilo de todo ello, el portavoz socialista Manolo Fernández ha recordado al PP que no hay sobre la mesa aún una sola medida de las pedidas por el Ministerio de Hacienda para reducir la morosidad con los proveedores, que actualmente está en 560 días de promedio de pago. “Habría que rebajarla a diez veces menos, pero no sabemos cómo lo van a hacer cuando quien les exige soluciones en este sentido, el Ministerio de hacienda de Montoro y Fernández de Moya, ha sido el cómplice a la hora de consentir a Javier Márquez un presupuesto donde se dan por buenos 81 millones de euros de ingresos que son imposibles de conseguir”, subraya.

Asimismo, Fernández subraya que los socialistas han preguntado al alcalde por las previsiones de presupuesto para 2018, en un momento en que debería estar ya en fase de debate plenario. “Qué menos que tener una previsión de qué quiere para la ciudad de Jaén el año que viene, qué proyectos, qué inversiones, qué medidas”. Así, ha recordado que otros organismos como la Diputación Provincial, se han ofrecido a contar al Consejo Económico y social de la ciudad, el CES, sus previsiones para la ciudad