Publicidad

JAÉN.- Baeza ha celebrado, esta mañana, con diversas actividades el Día Internacional del Patrimonio Mundial. Los actos han sido programados desde el Colegio de Educación Infantil y Primaria San Juan de la Cruz y en las mismas se ha implicado toda la comunidad educativa del centro. A lo largo de las tres últimas semanas, todos los alumnos del centro, han  realizando diversas actividades relacionadas con el Patrimonio Mundial, con el objetivo de que estos escolares, valoren el rico e importantísimo patrimonio de la ciudad de Baeza.

De esta manera se convierta en los mejores embajadores y defensores de este patrimonio, que, en 2003, fue declarada por la UNESCO Ciudad Patrimonio Mundial. Actividades que han culminado hoy día 16 de noviembre, Día Internacional del Patrimonio Mundial, en el entorno de la Catedral de Baeza.

Actividades, a las que se sumaba  la alcaldesa de Baeza, Lola Marín, que recordaba que, desde el Ayuntamiento de ciudad, se lleva mucho tiempo trabajando con todos los centros educativos  de la ciudad, agradeciendo la complicidad de todos ellos,  subrayando que  el único objetivo es el de inculcar la importancia que tiene el conocimiento, respeto y conservación del Patrimonio arquitectónico, y artístico de Baeza  entre los más pequeños.

Las múltiples actividades que desde el Ayuntamiento se desarrolla, Marín destacaba la iniciativa Aula de Patrimonio. Desarrollada con el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, de la que Baeza es miembro desde 2014 y que como destacaba Marín. Permite que los escolares reciban en la ciudad a alumnos de otras ciudades patrimonio. De esta manera hacen de cicerones de estos pequeños visitantes y a su vez los  escolares baezanos viajes a otras ciudades y descubren cómo son.

Valorar el Patrimonio desde pequeños

Por su parte, el director del Colegio San Juan de la Cruz, Juan José Martínez, destacaba que el objetivo es que los niños valoren el Patrimonio para poder respetarlo y mantenerlo.  Dentro de las actividades programadas, en la Plaza de Santa María de Baeza, durante toda la mañana, la comunidad educativa han estado ataviados con trajes de época, interpretando piezas musicales o danzas de la época.

Además han incluido danza del vientre, recordando la época árabe de la ciudad o un juicio presidido por el corregidor de Baeza. Los actos han culminado, con la iniciativa, apadrina un monumento, abrazando a la Catedral de Baeza, rodeándola por completo por los miembros de la comunidad educativa del centro y las muchas personas que se han dado cita en la Plaza de Santa María. Actividad esta, que tenía además un carácter reivindicativo, con el que se ha pedido, que los escolares de Baeza, no tengan que pagar los 1’5 euros, que en la actualidad se les cobra si quieren visitar uno de los monumentos más significativos de la Ciudad Patrimonio Mundial.