Publicidad

Por PABLO MORA PÉREZ, estudiante de Ciencias Políticas y de la Administración Pública

Desde la élite de la pseudoizquierda, pasando por la gente corriente y terminando por los medios bien financiados se tacha a Ciudadanos de ser el partido del ibex35, de los ricos, pero sobre todo un partido Neoliberal. Aunque lo primero son las típicas falacias que sueltan sin rumbo algunos partidos defensores del “pueblo” o más bien de un populismo emergente que resurge en cada crisis económica. Pero cabe destacar que la palabra neoliberal está mal utilizada y como saben ustedes quién controla las palabras, controla a la población y en este país la denominada “izquierda cultural” ha adherido este rol. Por ello a todos aquellos partidos defensores del libre mercado se les tacha de neoliberal y por ende, reaccionario. Pero, ¿Ciudadanos es un partido neoliberal tal y como dice la sociedad?

Desde la primera revolución conservadora, Margaret Thatcher y Ronald Reagan iniciaron una nueva etapa en la sociedad. Desde unas políticas socialmente conservadoras y una economía basada en el libre mercado (aunque luego iniciaron iniciativas que incentivaron el socialismo para los ricos) que en su prototipo parecía la separación de la iniciativa pública y privada pero esto acarreó a un mercantilismo en el que hoy vivimos. Relacionando esto con Ciudadanos podemos ver una clara diferencia y es entre el neoliberalismo y el socioliberalismo o liberalismo progresista.

Mientras que el sistema neoliberal defiende unas ideas conservadoras (aunque esto conlleve el recorte de libertades) en el control social y una defensa a medias tintas del libre mercado, el socioliberalismo se caracteriza como bien dijo Macron; “En defender el libre mercado como medio de disminuir la pobreza (Globalización) pero estar al lado de los menos desfavorecidos (garantizar la igualdad de oportunidades y mantener el sistema de bienestar).” Esto es posible puesto que un liberal progresista no está en contra de los impuestos, puesto que defiende la accesibilidad a la sanidad y la educación para todos mediante un pago común, pero está en contra de elevados impuestos innecesarios y la intromisión del Estado en aspectos de nuestra vida privada. Es por ello que un liberal progresista está a favor de la libertad de expresión, la democracia,  el aborto, la eutanasia, la legalización de ciertas drogas como el Cannabis y la defensa de los homosexuales.

Puede parecer simple pero aquí podemos hallar la diferencia clave que separa al Partido Popular y Ciudadanos. Mientras que los conservadores juegan con el miedo para recortar derechos y poder seguir por así decirlo con la hegemonía  mercantilista, el socioliberal se desmarca del miedo y apuesta por una sociedad abierta y con una equidad entre mercado y sociedad. El problema es cuando la palabra neoliberal se extiende hasta el punto de que todo aquel que defienda el libre mercado es tachado de derechista, también es debido a una inhibición del espectro político que sufre la sociedad puesto que el eje izquierda-derecha está obsoleto en nuestra sociedad dando paso a distintas ideas que pueden compatibilizar un concepto como es el libre mercado y la sociedad del bienestar como es la defensa de las personas más necesitadas.

En definitiva, es muy fácil estigmatizar y crear un falso miedo hacia los partidos que creen en el progreso sin violar libertades civiles. Cuando alguien dice que Ciudadanos pertenece a la derecha o que es neoliberal no es más que una mera falacia política o incluso una ignorancia concienciada hacia los diferentes espectros políticos existentes.