Publicidad

JAÉN.- Autobuses Castillo tiene la obligación de renovar anualmente alguno de sus vehículos cada año. Es algo que sí cumple ya que tiene un comprimido adquirido por la licitación de ese servicio. De hecho según el informe demoledor contra esta empresa del Consejo Económico y Social, ha puesto en marcha 26 nuevos desde 2005 pero 33 los ha dado de baja. Es decir, en estos últimos doce años operan menos autobuses que entonces. Esta situación prosigue el citado informe que ha sido recogido por Andalucía Información, ha provocado una merma en la calidad del servicio. Asimismo critica la subida de la tarifa del billete que llegará a un euro por viaje. Y cómo no, los tornos que ya será suprimidos a lo largo del 2018.

Cuatro autobuses nuevos al año

Este informe señala que el ayuntamiento debería, para compensar los vehículos que se dan de baja, que cada año Castillo pusiera en marcha al menos cuatro autobuses anuales, algo que no se está cumpliendo. En el cambio de flota señala el CES se debe tener en cuenta el número total de vehículos y el plazo de amortización fiscal de los mismo, fijado en siete años aproximadamente. Para concluir señalan que es necesario reestructurar la actual configuración de las lineas por déficit estructural y teniendo en cuenta la nueva realidad de ciudad.