Publicidad

JAÉN.-  El secretario general electo de Juventudes Socialistas de Jaén (JSA-Jaén), Juan Francisco Serrano, muestra su satisfacción por el “importante protagonismo” de Jaén en los nuevos órganos de dirección regional de la organización. En concreto, Serrano valora la presencia de Azahara Cabrera como secretaria de Organización, de Custodio Valverde como secretario de Formación y de José Antonio Oria como secretario de Memoria Histórica. “Estamos hablando de áreas muy importantes dentro de Juventudes Socialistas de Andalucía que van a ser responsabilidad de 3 jóvenes solventes, comprometidos y sobradamente preparados”, señala.

Además, hay 6 miembros de JSA-Jaén elegidos para el Comité Federal: Juan Francisco Serrano, Jenifer Vicente, Jesús Carmona, Eva Molina, Francisco Ruiz y Azahara Cabrera. A éstos hay que sumar la presencia de Juan Latorre en el Comité Director del PSOE-A. “Por tanto, Jaén vuelve a estar muy presente en los órganos de decisión de Juventudes Socialistas, trabajando por este proyecto y haciendo aportaciones con la intensidad y el compromiso que nos caracteriza en esta agrupación”, valora.

Serrano indica que el Congreso Regional de Juventudes Socialistas celebrado en Málaga este fin de semana ha sido “un excelente punto de partida” para el nuevo mandato orgánico que empieza ahora y en el que la organización aspira “a seguir siendo un referente para los jóvenes y las políticas de juventud”.

“La educación, el empleo y la vivienda son tres asuntos fundamentales en los que Juventudes Socialistas va a seguir reivindicando políticas útiles y efectivas a todas las administraciones. Queremos una educación pública de calidad y en igualdad de oportunidades, queremos oportunidades laborales para los jóvenes mejor formados de nuestra historia y queremos que el acceso a la vivienda no sea una quimera para miles y miles de jóvenes que todavía no han podido emanciparse”, resume.

En este sentido, considera que el Gobierno andaluz “está dando ejemplo de compromiso” en estas materias y pone especialmente el acento en la bonificación de las matrículas universitarias, una medida “de profundo calado” que contrasta con un Gobierno del PP en España que “le está cerrando la puerta de la Universidad a los jóvenes que tienen menos recursos, con imposición de reválidas y con recorte de becas”.