Publicidad

JAÉN.- El PSOE considera “de vergüenza” la visita del alcalde de Jaén, Javier Márquez, a supervisar los “remiendos” que el PP ha hecho en el campo de fútbol de Las Fuentezuelas cuando el estado de este terreno de juego y del complejo deportivo en general es “deplorable”. El concejal socialista en el Ayuntamiento de Jaén, Carlos Alberca, señala que el césped artificial de este campo de fútbol que cada día pisan cientos de niños y adultos “está absolutamente machacado, pulverizado”.

“Con un adecuado mantenimiento habría aguantado hasta 10 años, pero sin mantenimiento los últimos siete el resultado es el que se aprecia a simple vista: zonas despobladas donde queda al descubierto el plástico trenzado de la base, un terreno de juego ralo porque ha perdido densidad. Han tapado los agujeros en los que se veía la tierra con cuatro remiendos que tampoco son de césped nuevo.

Parcheo sin fundamento

Y este despropósito general, señala, es el que fue a visitar el alcalde y en el que se hizo una foto, subraya. “Tantas han sido las críticas recibidas en redes por dar categoría de arreglo a un parcheo que incluso ha desaparecido de los perfiles oficiales del Ayuntamiento y del propio alcalde la foto de la visita que hizo. Si es que era para avergonzarse con el estado general de abandono que tienen las Fuentezuelas”.

En este sentido, el concejal dice que el alcalde “debió pasar muy de largo por otras instalaciones del complejo deportivo, como por ejemplo el pabellón que alberga las tres pistas de squash, que permanece cerrado al público con el suelo de madera levantado por la humedad y la notable falta de mantenimiento y las barandillas del primer piso hundidas”. “Tampoco debieron llevarle a los vestuarios del pabellón principal, algunos de ellos cerrados porque se les han caído literalmente las puertas, con los sanitarios y mobiliario oxidado y con desconchones de la humedad en las paredes”.

Bultos en el suelo del pabellón cubierto

Asimismo, el concejal indica que a Javier Márquez “también se le olvidó pisar el suelo del pabellón cubierto para hacerse la foto y comprobar cómo se ha levantado y cómo los bultos del tapiz dificultan la práctica del deporte”. Tampoco está operativo el campo de fútbol que el PP habilitó en el velódromo, cerrado al público y con un terreno imposible para practicar este deporte. Del mismo modo, Alberca invita a Márquez a abandonar Las Fuentezuelas por alguna de las salidas de emergencia de la piscina cubierta, cerradas con llave y sin señalizar”. En general, el edil socialista califica de “despropósito” la visita de Márquez a este complejo “para vender dos rodales de césped mal puestos cuando el denigrante el estado general de la instalación”.

En este sentido, Alberca conmina al PP a tomarse en serio la prestación de los servicios públicos y trabajar en la propuesta que hasta en dos ocasiones le ha encomendado poner en marcha el pleno del Ayuntamiento de Jaén, que es un plan de evaluación y chequeo de las instalaciones deportivas de la capital, tanto las dos grandes de La Salobreja y Las Fuentezuelas como las de barrio y priorizar los pocos o muchos de que se dispongan en un plan ordenado de adecuación.

“Y sobre todo, seguir apostando por el mantenimiento de estas infraestructuras. Mantener es más barato que tener que hacer obras en profundidad porque se han abandonado las instalaciones deportivas. Lo que hemos visto en Las Fuentezuelas podría haber sido fácilmente evitable con un trabajo de conservación diario. Sin embargo, cuando no hay capacidad ni ánimo de gestionar los recursos públicos y el patrimonio de todos pues este es el resultado”, asevera.