Cuatro nuevos ecógrafos para mejoresar la atención de los pacientes

0
702
Ya hay cuatro nuevos ecógrafos en distintos centros de salud de Jaén.
Publicidad

JAÉN.- El Distrito Sanitario Jaén-Jaén Sur ha adquirido cuatro nuevos ecógrafos para sus centros de salud de Torredelcampo, Mancha Real, y ‘Bulevar’ y ‘Virgen de la Capilla’, de la capital jiennense, dentro de la estrategia impulsada por la Junta de Andalucía para mejorar la calidad asistencial a los ciudadanos en sus servicios de atención primaria con nuevos equipos tecnológicos para pruebas diagnósticas. El 80% de las unidades de gestión clínica de esta demarcación del Servicio Andaluz de Salud (SAS) cuenta ya con este aparato clínico de uso habitual por los profesionales sanitarios para atender a sus pacientes.

El Distrito Sanitario Jaén- Jaén Sur tiene previsto dar un curso formativo a sus profesionales sobre esta prueba diagnóstica en el último trimestre de este año, para aumentar su capacitación en este de atención. Las ecografías aumentan  la capacidad diagnóstica en las consultas de los médicos de familia y la aplicación de tratamientos a los pacientes en los propios centros de salud. « Se intenta solventar con ello, en el menor tiempo posible, problemas habituales y detectar en etapas iniciales enfermedades graves o que puedan ser irreversibles », indican estos profesionales sanitarios. Las principales sociedades científicas avalan el uso de esta prueba diagnóstica por su eficacia y eficiencia. El aprendizaje de estos equipamientos tecnológicos se extenderá en los próximos meses a toda  Andalucía. Los facultativos de atención primaria han manifestado su interés en esta formación para ampliar o mejorar sus conocimientos.

Alta resolución

El proyecto de la ‘Alta Resolución Diagnóstica y Terapéutica en Atención Primaria’ de la sanidad pública andaluza busca mejorar la capacidad diagnóstica de este nivel asistencial, lo que repercutirá en una mejora en la capacidad global del sistema sanitario, de su calidad, efectividad y eficiencia. Este plan incluye cinco medidas. La primera de ellas  es dotar a los centros de salud y consultorios de todas las pruebas y procedimientos diagnósticos, según un catálogo previamente definido y actualizado por un grupo de profesionales clínicos.

La segunda consiste en reforzar la capacidad diagnóstica y terapéutica en las consultas de atención primaria, con más ecógrafos, equipos de radiología, nuevas instalaciones y  equipamiento para la práctica de la cirugía menor ambulatoria. La tercera medida pasa por consolidar servicios propios de los centros de salud, como los de planificación familiar o la aplicación de infiltraciones. La cuarta es la extensión del uso de las teleconsultas y la quinta permitirá ampliar el horario de apoyo técnico radiológico en sus áreas de Urgencias. Esta estrategia supone también una apuesta importante por el desarrollo investigador en la atención primaria.