Publicidad

JAÉN.- Jaén en Común afirma que subir el autobús un 15% en feria es un “duro golpe” para los bolsillos de los usuarios. Señala que el Ayuntamiento debería tener en consideración otras variables si de verdad quisiera ofrecer un transporte público urbano de calidad durante la feria, señala el portavoz Manuel Montejo. Para JeC es difícil de explicar la existencia de unos servicios especiales en los autobuses urbanos cuyo billete es un 15% más caro que el billete ordinario, ya que se trata de servicios habituales todos los años durante la feria y otras fiestas. Se trata de una diferencia excesiva, que supone un duro golpe para los bolsillos de los jiennenses y del propio Ayuntamiento y gracias a los cuales la empresa se reembolsa un 20% de sus ingresos anuales, de más de 4 millones. También les parece desproporcionado que el servicio de taxi deba utilizar la tarifa 2, propia de festivos, durante toda la semana de feria Después de conocer que le empresa Castillo va subir un 15% el billete del autobús para feria, Jaén en Común afirma que un servicio público de esta importancia no solo debe ser de más calidad sino accesible a todos los bolsillos. Para JeC es necesario resaltar la diligencia que muestra el equipo de gobierno para atender las demandas de la empresa de subida de tarifa. Tras la del 1,4% del año 2013, adecuada a la subida del IPC y solicitada por la empresa Castillo, resulta llamativo como ni la empresa ni el propio Ayuntamiento han propuesto una revisión de esta tarifa durante los años 2014, 2015 y 2016, en los que el IPC interanual en el mes de agosto, referencia para las tarifas de transporte, ha sido negativo, del -0,8%, -0,4% y -0,1% respectivamente, lo que hubiera supuesto un billete más barato para los vecinos y un menor desembolso para el Ayuntamiento a la hora de compensar a la empresa por la diferencia del bonobús.

Por otro lado, Manuel Montejo apunta que es desproporcionado aplicar la tarifa 2 en el servicio de taxi, propia de festivos, durante toda la semana de feria, al igual que toda la Semana Santa y la feria de junio, cuando muchos de esos días son laborables y una gran parte de los servicios que prestan los taxistas no están relacionados con la feria. Según manifiestan los propios profesionales, obligarles a aplicar una tarifa, que como mínimo es un 20% más cara, tanto en la bajada de bandera como en la tarifa mínima como en el precio por kilómetro reducido, va en perjuicio de los usuarios y de su actividad, ya que se utiliza menos. Jaén en Común recuerda finalmente que el Consejo económico y Social, ha señalado en varias ocasiones que el Transporte Urbano de Jaén se guía más por criterios económicos, especialmente a la hora de satisfacer los intereses de la empresa Castillo, que por prestar un servicio público de calidad. No se debe permitir satisfacer las demandas económicas particulares cuando a la vez no se cumple con las obligaciones más básicas. El portavoz de JeC ha afirmado que “el Ayuntamiento debería empezar por exigir la eliminación de los tornos y el cumplimiento de todas las obligaciones contractuales, así como aplicar la disminución de las tarifas cuando corresponda, en lugar de seguir permitiendo que la empresa Castillo maneje a su antojo nuestro transporte público, subiendo el billete en perjuicio de la ciudadanía.”