Publicidad

JAÉN.- El PSOE insta al alcalde, Javier Márquez, a sacar cuanto antes y con todas las garantías la concesión para la explotación publicitaria de los relojes termómetro. La viceportavoz socialista, Mercedes Gámez, recuerda que Márquez fijó el pasado mes de septiembre como fecha tope para cerrar el procedimiento de contratación, después de que la media docena de unidades que había en la ciudad se retirasen el pasado abril dando así por cerrado el contrato anterior. “Los jiennenses han pasado el verano sin poder saber a qué temperatura estábamos en la calle, pero es que el PP ha pasado cinco años sin cobrar el canon de explotación a la anterior adjudicataria, que se llevó íntegros los ingresos de los anuncios que se insertaban en los frontales de estos termómetros”, dice la edil. La socialista recuerda que este es un detalle más “de cómo el PP revisa sus fuentes de ingresos, un indicador de cómo el alcalde no tiene su cabeza en la gestión municipal”. La viceportavoz explica que los informes trimestrales de la Intervención “venían advirtiendo sistemáticamente de que no se pasaba a cobro el canon a esta empresa que gestionaba los relojes, del mismo modo que tampoco estaba al día el Ayuntamiento en el cobro de cánones por una decenas de concesiones de pequeño importe pero que unidas sumaban cantidades nada despreciables”. Mercedes Gámez dice que este documento de reparos de la autoridad municipal que ha consultado el PSOE “es el mismo que tiene el PP sobre la mesa cada trimestre, pero el alcalde decidió tomar cartas en el asunto solo cuando los socialistas lo denunciamos públicamente, lo que confirma el principio de que el equipo de Gobierno solo actúa cuando se le pone la cara colorada”. La edil recuerda que incluso se daba la paradoja de que algunas de estas adjudicatarias habían pedido por sí mismas al Ayuntamiento que les cobrase el canon ante el retraso desmesurado en la recaudación del equipo de Gobierno. Y ni por esas pasaban los recibos”, apostilla.

La concejala recuerda que hasta el edil de Hacienda, Manuel Bonilla, reconoció el error del retraso en el cobro del canon de los relojes argumentando que el Ayuntamiento “no está como para perder ingresos”. En este sentido, Gámez lo anima a que revise los últimos informes de la Intervención y ponga las arcas municipales al día porque todavía sigue insistiendo en que no figuran ingresos por determinadas concesiones, como la cesión de algunos espacios públicos para la ubicación en ellos de locales de ocio, entre otros. Gámez pide que el proceso de licitación de los relojes termómetro sea escrupuloso “y así nos resarzamos del anterior”, en 2004, cuando el PSOE denunció los intereses de miembros del equipo de Gobierno por algunas de las empresas que optaban al contrato.