Publicidad

JAÉN.- El alcalde de la ciudad, Javier Márquez, junto conconcejal de Mantenimiento Urbano, Medio Ambiente y área de zonas productivas, Juan José Jódar, ha visitado la finalización de las obras de adecuación que el Ayuntamiento ha realizado en el acceso a la Plaza Blanco Nájera. Ha explicado que esta calle da entrada a uno de los accesos al casco antiguo de la ciudad por la Plaza Blanco Nájera “donde hemos realizado un impreso con hormigón en toda esta parte de la calle para mejorar la accesibilidad a dicha plaza”.  El edil ha añadido que para llevar a cabo esta obra se ha realizado un procedimiento de licitación desde el área de mantenimiento urbano “donde se presentaron 5 empresas distintas”. Así ha mostrado su satisfacción por que dicha adecuación “fue adjudicada con un precio de salida de licitación de 40.800 euros sin IVA y se ha adjudicado con una rebaja de un 23%, es decir, por 31.000 euros”.

En total se han intervenido en unos 300 metros cuadrados que han consistido en la impresión de hormigón en el suelo con un fresado previo y un compactado de zahorra al que posteriormente se ha añadido una capa de 15 cm de hormigón impreso. Juan José Jódar ha lamentado que esta intervención “se tuvo que repetir por segunda vez ya que las vallas que delimitaban esta actuación fueron retiradas sin consentimiento para el paso de vehículos y  con las consiguientes pisadas de viandantes, lo que provocó daños en esta obra que aún estaba fresca”. Ante esta situación y otras que se puedan producir en un futuro, el edil de Mantenimiento Urbano ha pedido a los ciudadanos “que intentemos entre todos convivir con las obras de mejora que realizamos pues intentamos en todo momento perjudicar lo menos posible a los vecinos, pero a veces no podemos evitar que con las obras se ocasionen pequeñas molestias para mejorar aquellas zonas de nuestra ciudad que se encuentran en mal estado”.