Publicidad

JAÉN-. ASAJA-Jaén valora el acuerdo entre los grupos parlamentarios del PSOE y Ciudadanos para reformar y reducir el impuesto de sucesiones en Andalucía, que incluye elevar hasta el millón de euros el mínimo exento para los herederos directos (cónyuges e hijos). Para ASAJA se trata de una buena noticia, ya que la organización lleva años reclamando su reforma y su eliminación. Si hasta ahora los herederos que no percibían más de 250.000 euros no tributaban, la reducción ahora se elevará a 1.000.000 de euros. ASAJA-Jaén valora el anuncio del acuerdo entre PSOE y Ciudadanos para reformar y reducir el impuesto de sucesiones en Andalucía, que incluye elevar hasta el millón de euros el mínimo exento para los herederos directos (cónyuges e hijos). Para ASAJA se trata de una buena noticia, ya que la organización lleva años reclamando su reforma y su eliminación, motivo por el que se ha reunido con los diferentes líderes de los partidos políticos andaluces, principalmente PSOE, PP y Ciudadanos, logrando en su día que con la reforma que se puso en marcha en 2016 se recogiera su reducción para las explotaciones agrarias de interés prioritario, y permaneciendo hasta ahora en la lucha para avanzar en esta cuestión. De hecho, el pasado 14 de septiembre la Organización llevó a cabo un acto de protesta en Córdoba junto a otras asociaciones empresariales y plataformas para reclamar que el Gobierno andaluz pusiera fin a este impuesto injusto.

ASAJA ha permanecido insistiendo y peleando la eliminación de este impuesto ante los diferentes partidos políticos, haciendo llegar hasta la propia Presidenta de la Junta en su día un informe avalando nuestra petición y justificando su necesaria reforma, por eso nos satisface que después del esfuerzo realizado se haya llevado a cabo este anuncio y que nos estaba poniendo en desventaja respecto a otras Comunidades Autónomas. “Se trata de un impuesto injusto con quien hereda pues hemos visto situaciones en las que los ciudadanos se han visto obligados a renunciar o hipotecarse para poder recibir un bien por el que las familias llevan años tributando”, señala Luis Carlos Valero, gerente y portavoz de ASAJA-Jaén.

Así, a partir de 2018, las herencias en las que no se perciba más de 1.000.000 de euros por cada hijo heredero, no tendrán que tributar por el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Si hasta ahora los herederos que no percibían más de 250.000 euros no tributaban, la reducción ahora se elevará a 1.000.000 de euros. No obstante, sólo se aplicará esta exención a los herederos de primer grado (cónyuge e hijos), pero quedan fuera los sobrinos o nietos con el consiguiente agravio que puede presentarse en el caso, por ejemplo, de los nietos huérfanos. Igualmente, en el Impuesto sobre Donaciones de padres a hijos se aplicará el límite exento de un millón de euros, con la condición de que el importe sea utilizado para crear empresas o puestos de trabajo. El acuerdo además, incluye bonificaciones para los discapacitados. Aunque todo es mejorable, Asaja reconoce que se ha dado un importante paso en este impuesto.