Publicidad

JAÉN.- Cuatro meses después, el pabellón de la Salobreja volverá a acoger un encuentro de la Liga Nacional de Fútbol Sala y en el que además se volverá a colgar el cartel de no hay billetes gracias a una marea amarilla que cuenta los minutos que restan para el comienzo de la segunda jornada. El meritorio empate conseguido en Palma tras levantar un tres a cero en contra, será un plus para el equipo a la hora de luchar por la victoria, que tendrá que disputarla ante Catgas Energía Santa Coloma. Así analiza el entrenador Dani Rodríguez el encuentro: «Debutamos en casa contra un rival que este año parece haber dado un paso hacia delante con una plantilla renovada y cargada de jugadores de primer nivel. Un equipo que parte con los mismos objetivos que nosotros y por tanto uno de esos partidos igualados que se decidirán en pequeñas cosas. Un Catgas con mucha calidad que se ha reforzado este verano con jugadores de la talla de Ari, Ximbinha, Juanky, Pol Pacheco y Iago Miguez que  junto con Cristian en la portería lo hacen un equipo muy competitivo y que con una filosofía de juego alegre, directa y ofensiva nos pondrá las cosas muy difíciles. Pero jugamos en casa, y esta temporada queremos que sea parecida a la temporada pasada ya que fue una de las claves para nuestra buena temporada».

El objetivo como cada año es puntuar a domicilio y ser muy fuertes en casa ante una afición que llena el pabellón jornada a jornada. «A pesar de que el calendario en casa en la primera vuelta no nos ha sonreído demasiado, tenemos claro que desde la primera jornada nuestra pista debe ser nuestro fortín así que intentaremos que se queden los tres puntos en casa y así hacer bueno el punto conseguido en Palma. Reducir la ansiedad y los nervios del debut en casa, sobre todo de los nuevos y enfocar el partido desde el orden, la seguridad y eficacia deberán ser las claves para intentar conseguir la victoria», concluye el entrenador jiennense.