Publicidad

JAÉN-. El Centro de Capacitación y Experimentación Forestal de Vadillo Castril en Cazorla, que depende de la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, ha formado a más de 475 alumnos como técnicos superiores de “Gestión Forestal y del Medio Natural” desde que en 1996 se implantaran los estudios de Formación Profesional. El delegado territorial, Juan Eugenio Ortega, ha inaugurado el presente curso académico que cuenta con un total de 55 alumnos, 27 de nuevo ingreso en primer curso y 28 de segundo, procedentes de las provincias de Jaén, Córdoba y Granada jiennense e, incluso, de diferentes puntos de España como Castilla-La Mancha, Murcia o Valencia.  “El Centro de Capacitación de Vadillo Castril oferta una formación profesional innovadora y moderna, enfocada para la consecución del empleo y cuya formación continua, basada en los criterios de calidad de la Unión Europea, se desarrolla en unas instalaciones únicas en nuestro país”, ha destacado el delegado junto con el alcalde de Cazorla, Antonio José Rodríguez, que también ha participado en el acto.

En este sentido, Ortega ha apuntado que el Centro de Capacitación Forestal y Experimentación de Vadillo Castril, emplazado en pleno monte del Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, cuenta con elementos formativos y educativos que no se pueden encontrar en ningún otro lugar. “En este centro la ratio es de un profesor para siete alumnos y la formación práctica se desarrolla en un rodal forestal de ocho hectáreas y a través de un simulador forestal para la conducción de maquinaria pesada único en España”, ha resaltado. Así, se ofrece la posibilidad de participar en trabajos reales o estudios de investigación en colaboración con empresas y universidades entre otros organismos y, además, se programan la realización de prácticas docentes en el último trimestre del segundo curso con las empresas medioambientales más destacadas del país.

La excelencia en la formación del centro y la alta calidad de las instalaciones tiene como consecuencia un alto nivel de inserción laboral, con cerca del 50% de titulados del centro formativo accediendo al mercado de trabajo durante los seis primeros meses después de finalizar los estudios. “El Gobierno andaluz trabaja con el objetivo de formar especialistas que llegan al mercado como técnicos excepcionalmente formados, con plena capacidad para adoptar y ejecutar las políticas de desarrollo sostenible y preparados para un proceso de formación permanente tal y como la actual sociedad exige”, ha señalado Juan Eugenio Ortega. Por último, el delegado ha remarcado que la apuesta por una enseñanza de calidad se traduce en una alta demanda por parte de la sociedad y, por ejemplo, este año el total de solicitudes de la fase primera de admisión se ha vuelto a situar un año más por encima del centenar, por lo que se han registrado más del triple de solicitantes que plazas disponibles. “La atención personalizada en pequeño grupos de prácticas y la garantía de desarrollar la acción formativa en las máximas condiciones de seguridad no permiten que se puedan aceptar más alumnos por curso académico”, ha detallado.

Más de 50 años de formación ambiental

El Centro de Capacitación y Experimentación Forestal de Cazorla, que se inauguraba en 1965, ha sido pionero a nivel nacional en la implantación de las más modernas líneas de formación profesional medioambiental. Desde los años 60, a través de la capacitación forestal; en el año 1990, con el precursor Módulo Experimental de nivel 3 de “Aprovechamientos Forestales y conservación de la naturaleza”, en el año 1996, con la implantación del ciclo de “Gestión y Organización de los recursos naturales y paisajísticos”, y en 2013, con la adaptación al actual ciclo, ya en el marco formativo LOE. Además este centro ha trabajado en el asesoramiento del Ministerio de Educación para la creación de las nuevas cualificaciones profesionales vinculadas al aprovechamiento sostenible de los recursos naturales, que han permitido ofertar la titulación de “Técnico Superior en Gestión Forestal y del Medio Natural”. Los cerca de 60 alumnos matriculados en el presente curso pueden disfrutar de una infraestructura ideal para la impartición de los conocimientos con una biblioteca especializada y un aula de informática, además del profesorado, que cuenta con una excepcional experiencia y currículum con una plantilla de 15 especialistas para atender los servicios auxiliares ofertados: Residencia, comedor, biblioteca, sala usos múltiples o vehículos todo terreno.